Salud: Conoce los efectos que produce el exceso de alcohol en tu cerebro

Dosis de Bienestar Noticias

¿Te has preguntado qué pasa en el cerebro de las personas que caen inconscientes por el alcohol y no pueden recordar nada al siguiente día? aquí conocerás la explicación dada por la ciencia.

La pérdida de memoria se debe a una interrupción neuropsicológica del hipocampo, una de las varias zonas cerebrales responsables de la memoria y el aprendizaje. Existen dos tipos de amnesia causadas por la excesiva ingesta de alcohol: la llamada “en bloque”, en la cual la mente no guarda memoria por largos periodos, y la “fragmentaria”, que se refiere a la pérdida de memoria por intervalos menores o fragmentados.

Hipocampo, parte del cerebro que se encarga de la memoria y el aprendizaje.

Los receptores del hipocampo se ven aturdidos por las grandes dosis de alcohol e impiden la transmisión de glutamato, una sustancia que envía señales a través de las neuronas. De forma temporal, el cerebro pierde la facultad de crear nuevas memorias.

Las personas pueden continuar haciendo actividades básicas como hablar, caminar, enviar mensajes de texto o incluso manejar, pero en su memoria no habrá registro de nada de ello. Por ello es que hay tantos casos de personas que afirman no recordar cómo llegaron a su casa.

Se dice que beber con el estómago lleno hace más difícil la posibilidad de emborracharse, ya que cuando está vacío se acumula mayor cantidad de alcohol en la sangre. El hecho de que las mujeres sean más propensas se debe a que poseen una menor presencia de deshidrogenasa gástrica en su organismo, una enzima que se encarga de diluir las cantidades de alcohol en la sangre.

Algunos estudios mencionan que una vez que se han sufrido estos episodios es probable que se repitan con mayor facilidad, por lo tanto, es recomendable evitar en la medida de lo posible las grandes ingestas de alcohol. Los llamados binge drinking o atracones de alcohol, tienen consecuencias para la memoria a lago plazo. Una alta y frecuente ingesta de alcohol, aunque sea sólo los fines de semana, puede llevar a una persona a padecer déficit neurocognitivo, es decir, lapsos en los que pierda la memoria. Estos daños pueden ser irreversibles y presentarse a cualquier edad.

Se recomienda que las personas beban un vaso de agua entre copas, pues ayuda a diluir más fácilmente el alcohol alojado en la sangre. Es mejor prevenir ante un demonio tan cruel como las adicciones.

Al beber trata de hacerlo con moderación, porque a veces los excesos suelen causar daños irremediables donde tú salud termina siendo la más afectada.

 

Recuerda: Que tú salud, sea tu prioridad.

 

 

Fuente: Cultura Colectiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *