Nicaragua un Reflejo de Venezuela

caleidoscopio 360 Lo que ellos piensan...
Foto: https://www.primicias24.com/

 

Los Estados Unidos y otros gobiernos democráticos vienen lanzando fuertes declaraciones en contra del dictador nicaragüense Daniel Ortega. Inclusive han surgido voces que claman por mayores sanciones; una de ellas la  del canciller del gobierno español, Josep Borrell, justo días antes de celebrarse la nueva edición de la Cumbre Iberoamericana en Guatemala, este 15 y 16 de noviembre.

Toda una osadía que tiene sorprendido a más de uno dada la defensa del gobierno de Pedro Sánchez al chavismo venezolano y al castrismo cubano. ¿De qué quiere resarcirse o qué esconde bajo la manga Sánchez y el PSOE con esta nueva posición?

En todo caso,  después de más de 300 fallecidos por la cruel represión gubernamental en los últimos seis meses, de más de 2.000 heridos y cientos de presos políticos en condiciones infrahumanas en las cárceles nicaragüenses,  realmente no se entiende qué esperan aún los países de la región para actuar con mayor concreción y energía frente al arbitrario y despótico régimen de Ortega y su esposa, la estrafalaria vicepresidenta Rosario Murillo, sin cuyas órdenes directas no se hubieran teñido de sangre las calles del pequeño país centroamericano.

Cabría preguntarse si serán necesarias las dos décadas de desastre chavista-madurista, como en Venezuela, y de miles de nicaragüenses abatidos, encarcelados o exiliados para que los países latinoamericanos y de otras latitudes comprendan finalmente la terrible tragedia que la pareja presidencial ha infringido a su desvalido país, con su desmedida ambición de poder, que los ha convertido, como bien señala Amnistía Internacional en su informe del pasado octubre, en “una dictadura marcada por la corrupción y el nepotismo”.

 

Información completa vía Panam Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *