EEUU pierde la guerra cibernética por Rafael Rodríguez Olmos

Lo que ellos piensan... Noticias

 

Es posible que Estados Unidos nunca haya sido más peligroso que ahora. Sobre todo, cuando muchos de sus expertos aseguran que su fin como imperio está bastante más cerca de lo que creían, y que cada vez se hace menos posible chantajear como lo hacían, con el dólar, los aranceles y el mayor de enemigos del tercer mundo: la tecnología que les permite controlar los servidores que dan pie a todas las transacciones bancarias, comerciales y financieras en todo el mundo.

 

Esa fue la dura batalla que se casó el Big Brother con China por la tecnología 5G, que ocasionó una guerra de aranceles de lado y lado y que rebotó en México, Irán, India y algunos países de Asía. En términos reales, China estaba indicando que no sólo controlaba esa tecnología, sino que con ella pondría en marcha un nuevo sistema operativo, con nuevos servidores, a fin de hacer más “libre” la tecnología y evitar el chantaje gringo. Por si fuera poco, el anunció de que estaban trabajando en la tecnología 6G, terminó por convencer a los gringos que el dólar comenzaba a hacer aguas como moneda única para las transacciones mundiales.

 

El lanzamiento en Tailandia de una red de prueba Huawei 5G en febrero de este año, indicó que contrarrestan las preocupaciones potenciales sobre la ciberseguridad. Otro asiático, Filipinas, está desplegando la red 5G en asociación con Huawei. Para no quedarse atrás, Malasia firmó un memorando de entendimiento con Huawei para cooperar y acelerar el desarrollo de 5G.

 

Al mismo tiempo, a principios de este año, seis ex altos oficiales militares de EE. UU., incluidos dos comandantes del Comando del Pacífico, advirtieron que en el futuro, la red 5G podría ser adoptada entre los aliados estadounidenses. “El inmenso ancho de banda y el potencial de acceso inherente a los sistemas comerciales 5G significa que las operaciones militares efectivas en el futuro podrían beneficiarse de la transmisión de datos militares sobre estas redes”, agregaron.

 

Imagine el lector cómo será cuando anuncien que 6G está listo.

¿Por qué todo este alboroto con la tecnología? porque tiene una relación directa con la economía y el sistema financiero, sobre todo cuando la moneda del futuro será virtual y cuando ya hay naciones como Dinamarca que aspira a eliminar definitivamente en el 2020 la moneda física, es decir, el uso de monedas para el intercambio comercial.

Eso a dónde nos lleva, a la desaparición del dólar como moneda hegemónica, a la imposibilidad de imprimir más dólares sin respaldo de ningún tipo, y a la incapacidad de Estados Unidos de obligar al mundo a usar dólares porque sí, porque es su voluntad. Era lo que evitaba el Big Brother a toda costa, porque acompañando a esa debacle del dólar, viene el uso de los servidores, todos gringos ubicados estratégicamente. Ningún país del mundo es autónomo, pues las plataformas pertenecen a Estados Unidos. A través de estos dos instrumentos, el imperio controla cualquier posibilidad de alguna nación de hacerse libre. A través de estos instrumentos, se controla todo el sistema financiero, toda la economía y se presta para hacer los chantajes que se están haciendo, las vulgares amenazas con destrozar las economías, como el caso de Venezuela que es víctima de la más brutal guerra económica que haya podido ver la humanidad. Todo lo hicieron a través del sistema Swift, que es el sistema de pago internacional de Estados Unidos. Ahora se contrapone a un sistema de pago internacional ruso llamado Spfs, un sistema chino llamado Ipfs, más los pagos internacionales de los Brics. Estos sistemas estaban supeditados a las plataformas y los sistemas operativos gringos. Ahora todo muere con la instalación de la tecnología 5G y los servidores chinos que comienza a instalarse en las principales ciudades del mundo, que, aunado al uso de la moneda virtual, da al traste con la hegemonía del dólar. Y es, sin duda, un gancho al hígado del Big Brother. No olvidemos que la batalla es ahora con tres gigantes iguales de poderosos, en economía como en armamento y tecnología: Rusia, China y e India.

Y, por si fuera poco, Europa anunció el lanzamiento del Pepsi (Pan-European Payment System Initiative) un sistema de pagos internacionales, con lo que pone a tambalear el último bastión del capitalismo: Wall Street.

Todos estos nuevos instrumentos de las transacciones financieras aún requieren de los mega servidores gringos, la poderosa red cibernética que controlaba el mundo de manera virtual. Desgraciado 5G que funcionó como el Barbarazo.

Es un hecho entonces que el imperio muere a una velocidad mucho mayor de que se tenía previsto. Muchos creíamos que tardaría unos 50 años más. Parece que le pasará lo que, al imperio nazi, que, de los mil años anunciados, sólo duró seis (1939-1945)

Claro que eso implica un peligroso problema. Nadie quiere abandonar lo que tiene, o lo que cree se ganó por derecho. La soberbia del imperio indica a lo que están dispuestos. Sólo que, en esta oportunidad están recibiendo respuestas contundentes, como la expresada por el líder norcoreano Kim Jong Un, casualmente hoy, quien le dejó entrever a Donald Trump que estaban dispuestos a todo. También hoy, China exigió que todas las oficinas del gobierno deben tener computadores chinos.

Este 2020 habrá desenlaces quizás impredecibles. Y las amenazas quizás se hagan realidad. Será sin duda un año muy convulso, en donde ya no está en juego el reacomodo del capitalismo cada 50 años como lo predijo Marx, sino una guerra cibernética sin precedentes, que muy probablemente lleve a enfrentamientos bélicos. No nos extrañe que mientras caminamos al trabajo, vemos pasarnos un misil sobre nuestras cabezas. Nadie adivinaría sus consecuencias.

Caminito de hormigas…

Cientos de miles de kilos de pernil han sido almacenados en el frigorífico (propiedad del Estado) que está al lado de Amortiguadores Gabriel. Lo curioso es que ni los mismos transportistas saben por qué no se han repartido.

 

Por:rafaelolmos101@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *