Falta de sueño puede desencadenar inestabilidad emocional y depresión

Dosis de Bienestar Noticias

Tener sueño todo el día no es normal. Pero en Argentina, el 64% de las personas padece trastornos del sueño, según la encuesta internacional The Global Pursuit of Better Sleep Health realizado por Philips en 13 países.

Las causas de padecer insomnio son diversas. Algunas personas lo sufren por estrés agudo, exceso de peso, consumo de cafeína, alcohol y otras drogas depresivas o sedantes, reseñó Salud 360.

También problemas médicos como apnea del sueño o hipertiroidismo, Síndrome de la pierna inquieta, depresión, ansiedad o trastornos de salud mental o falta de aliento causada por la enfermedad obstructiva pulmonar crónica.

Las consecuencias

Uno de los problemas que genera la falta de sueño es un importante déficit de falta de concentración. Luego de dormir mal las personas se sienten cansadas por lo que comenzar y terminar una tarea parece una misión imposible.

Otro es el cansancio general, que se observa durante todo el día. Para paliar esta situación las personas suelen tomar bebidas estimulantes lo que provoca que a la noche vuelvan a estar despiertos y nuevamente les cueste dormir.

También como consecuencia de la falta de sueño se ve afectada nuestra capacidad cognitiva lo que se puede observar en la falta de memoria, de concentración y en la capacidad de aprendizaje.

Asimismo, de acuerdo con el Instituto de Medicina del Sueño de España, la falta de sueño también impacta en el procesamiento de la glucosa. Esto puede provocar altos niveles de azúcar en la sangre y favorecer la diabetes o un aumento de peso.

Finalmente, otra consecuencia del insomnio son los cambios importantes de humor. Las personas pueden pasar de la tristeza a la euforia de un momento a otro. Esto puede desembocar en enfermedades psicológicas, por lo que es importante tratarlo a tiempo.

Consejos para mejorar el sueño

-Ir a dormir y despertar siempre a la misma hora, seguir esa rutina los fines de semana. No dormir siestas.

-Hacer ejercicios de forma regular y durante el día, evitando la noche.

-No tomar cafeína, ni alcohol a menos de 6 horas de irse a la cama. No fumar. Comer liviano en la cena, y evitar los bocadillos después de la comida.

-Aprender técnicas de relajación.

-Trata de reducir el estrés en su vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *