Muere leyenda del Rock ‘n’ Roll a los 87 años: Little Richard

La movida cultural Noticias

Little Richard, uno de los padres fundadores del rock’n’roll, que impuso todo un estilo a través de sus alaridos, su vestimenta extravagante y su particular forma de cantar, murió este sábado, a los 87 años, según lo anunció su hijo, Danny Jones Penniman, a la revista Rolling Stone, aunque no reveló las causas del fallecimiento.

Little Richard será recordado, sin duda alguna, por su original estilo de actuación, que fue inspirador para nuevas generaciones de músicos en todo el mundo.

Nacido en Macon, Georgia, el 5 de diciembre de 1932, el músico tuvo una muy extensa trayectoria; de hecho, su retiro fue hace bastante poco, en 2013, una vez que cumplió sus 80 años. Era el segundo de los doce hermanos nacidos en el seno de una familia de la que fue expulsado en la adolescencia, tras lo cual sería adoptado por una familia blanca.

Tutti Frutti, Long Tall Sally y Good Golly Miss Molly, y su famoso grito de guerra: “A-wop-bop-a-loo-bop-a-wop-bam-boom” fueron algunas de las credenciales que lo convirtieron en una referencia ineludible de un genero que se desarrolló a la vera de su influencia.

En una entrevista con la edición estadounidense de Rolling Stone, poco después de haberse presentado en el Howard Theatre de Washington, el cantante y pianista admitió en 2013 que se sentía acabado. Allí, frente al estupor de sus seguidores, dejó en claro que la cosa ya no daba para mucho más. “Jesús, ayúdame. Casi ni puedo respirar, es horrible”, musitó frente al micrófono.

Richard, sin duda uno de los nombres sagrados del género, comentó que su importancia para la historia reside en que el rock & roll comenzó cuando él publicó el clásico Tutti Frutti

Little Richard patentó un estilo que muchos tomaron como faro para escribir sus propias historias musicales. (Foto: AP/The Tribune/David Middlecamp)

Little Richard patentó un estilo que muchos tomaron como faro para escribir sus propias historias musicales. (Foto: AP/The Tribune/David Middlecamp)

Tutti Frutti, Long Tall Sally y Good Golly Miss Molly, y su famoso grito de guerra: “A-wop-bop-a-loo-bop-a-wop-bam-boom” fueron algunas de las credenciales que lo convirtieron en una referencia ineludible de un genero que se desarrolló a la vera de su influencia.

En una entrevista con la edición estadounidense de Rolling Stone, poco después de haberse presentado en el Howard Theatre de Washington, el cantante y pianista admitió en 2013 que se sentía acabado. Allí, frente al estupor de sus seguidores, dejó en claro que la cosa ya no daba para mucho más. “Jesús, ayúdame. Casi ni puedo respirar, es horrible”, musitó frente al micrófono.

Richard, sin duda uno de los nombres sagrados del género, comentó que su importancia para la historia reside en que el rock & roll comenzó cuando él publicó el clásico Tutti Frutti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *