Dosis de Bienestar:Alimentos que refuerzan las defensas para combatir el coronavirus

Dosis de Bienestar Noticias

Actualmente, no hay evidencia que sugiera que el hecho de manipular alimentos o consumirlos esté asociado al COVID-19.

Se cree que los coronavirus, como el que causa el COVID-19, se propagan principalmente de persona a persona a través de gotitas respiratorias cuando alguien tose, estornuda o habla. Es posible que una persona contraiga el COVID-19 al tocar una superficie o un objeto, incluidos los alimentos o el envase de los alimentos, que tenga el virus y luego se toque la boca, la nariz o posiblemente los ojos. Sin embargo, no se cree que esta sea la principal forma en que se propaga el virus.

Después de hacer las compras, manipular los envases de alimentos o antes de preparar o de consumir los alimentos es importante siempre lavarse las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos. Si no dispone de agua y jabón, use algún desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol. Cubra todas las superficies de las manos y frótelas hasta que sienta que se secaron. Recuerde que siempre es importante seguir las prácticas de seguridad de los alimentos para reducir el riesgo de enfermedades de microbios patógenos transmitidos por los alimentos.

El riesgo de contraer COVID-19 a través de la comida, el agua tratada para consumo y los empaques de los alimentos es muy bajo

  • Se cree que el riesgo de infectarse por COVID-19 a través de los alimentos que usted cocina y del consumo de comidas de restaurantes y comidas para llevar es muy bajo. Actualmente, no hay evidencias que demuestren que el virus que causa el COVID-19 pueda propagarse a través de los alimentos.
  • Se cree que el riesgo de infección por el virus a través de productos alimenticios, alimentos envasados y bolsas es muy bajo. Por el momento no se han identificado casos de COVID-19 en los cuales se crea que la infección ha sido causada por el contacto con alimentos, envases de alimentos o bolsas de compras.
  • Aunque algunas personas que trabajan en establecimientos dedicados al procesamiento y a la producción de alimentos se han infectado por COVID-19, no hay evidencias que muestren que el virus se transmita a los consumidores a través de los alimentos o los envases manipulados por los trabajadores de estos establecimientos.

Seguridad de los alimentos en la cocina
Use prácticas de seguridad de los alimentos adecuadas cuando manipula alimentos y antes, durante y después de preparar la comida o consumir los alimentos.

  • El virus que causa el COVID-19 no pude desarrollarse en los alimentos. Si bien las bacterias pueden desarrollarse en los alimentos, un virus necesita un organismo hospedador vivo como una persona o un animal para poder reproducirse y multiplicarse.
  • Actualmente, no hay evidencia de que el virus que causa el COVID-19 pueda transmitirse a las personas a través de los alimentos. Sin embargo, es importante manipular los alimentos de manera segura y cocinarlos utilizando las temperaturas de cocción recomendadasícono de sitio externo para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos.
  • No se ha detectado el virus que causa el COVID-19 en el agua potable. La Agencia de Protección Ambiental regula las plantas de tratamiento de agua para garantizar que el agua potabilizada sea segura para su consumo.

Superficies limpias

  • Limpie y desinfecte con regularidad los mesones de la cocina con un producto desinfectante disponible en el mercadoícono de sitio externo o una solución desinfectante casera hecha con 5 cucharadas (1/3 de taza) de blanqueador con cloro líquido sin aroma en 1 galón de agua o 4 cucharaditas de blanqueador con cloro por cada cuarto de galón de agua. Deje actuar la solución sobre la superficie por al menos 1 minuto. Antes de preparar la comida en el mesón de la cocina, enjuague con agua la superficie desinfectada. ADVERTENCIA: No utilice esta solución ni ningún producto desinfectante sobre los alimentos o envases de alimentos. Conozca másícono de sitio externo acerca de la compra de alimentos y comestibles durante la pandemia de COVID-19.
  • Si alguien en su casa está enfermo, limpie y desinfecte las superficies de “contacto frecuente” todos los días como manijas y tiradores, mesones de cocina, grifos, interruptores de luz y manijas de las puertas.

Manipulación diaria de alimentos envasados y productos frescos

Manipulación de alimentos envasados

  • Cuando se trata de alimentos no envasados, refrigere o congele las carnes rojas, carnes de aves, huevos, alimentos de mar y otros alimentos perecederos dentro de las 2 horas de haber realizado la compra.
  • NO use desinfectantes aptos para superficies duras, como cloro y amoníaco, para los alimentos con envases de cartón o plástico.
  • Si las bolsas de tela reutilizables se ensucian, siga las instrucciones de lavado y séquelas con la configuración de temperatura máxima.

 

Manipulación y limpieza de alimentos frescos

  • NO lave los productos frescos con jabón, cloro, desinfectante, alcohol ni con otros productos químicos.
  • Enjuague delicadamente las frutas y verduras con agua corriente fría.
  • Frote los alimentos frescos sin cortar (p. ej., papas, pepinos, melones) con un cepillo limpio, incluso si no planea comerlo con cáscara o piel.
  • No está demostrado que condimentos como la sal, el vinagre, el jugo de lima y el jugo de limón sean eficaces para quitar los gérmenes de los productos frescos.

Compra y manipulación de carnes rojas, carnes de aves y alimentos de mar

En respuesta a los cambios en la cadena de suministro de alimentos, algunos fabricantes de productos de carnes rojas y de aves de corral, restaurantes y proveedores de restaurantes comenzaron a vender grandes cantidades de carnes rojas, carnes de aves y alimentos de mar directamente a los consumidores. Si bien actualmente no hay evidencias de que los alimentos puedan propagar el virus que causa el COVID-19, existen consideraciones importantes para las compras a granel.

  • Las bacterias nocivas proliferan más rápido a temperaturas de entre 41 °F y 140 °F. Si planea retirar carnes rojas, carnes de aves o alimentos de mar, lleve una nevera y bolsas de hielo para mantener la temperatura de los alimentos a 41 °F o más durante el traslado.
  • Jamás deje a temperatura ambiente por más de dos horas carnes rojas, carnes de aves o alimentos de mar que necesitan frío. Jamás deje a temperatura ambiente por más de una hora carnes rojas, carnes de aves o alimentos de mar que necesitan frío si la temperatura exterior supera los 90 °F.
  • Cuando llega a su casa, guarde las carnes rojas, carnes de aves y alimentos de mar en el refrigerador o congelador o cocínelas de inmediato.
  • En caso de que el envase esté roto, lleve otro recipiente secundario o coloque los paquetes de carnes rojas, carnes de aves o alimentos de mar envasados en un sector del vehículo que pueda limpiar y desinfectar fácilmente. Si los envases gotean, lave bien la superficie con agua caliente y jabón o con una solución de blanqueador con cloro después de haber estado en contacto con carnes rojas, carnes de aves o alimentos de mar crudos o con sus jugos.

Manipulación de carne de animales silvestres

Actualmente, no hay evidencias que demuestren que puede ser infectado por el virus que causa el COVID-19 a través de la comida, incluida la carne de presa silvestre. No obstante, los cazadores pueden infectarse por otras enfermedades al manipular o ingerir carne de caza. Los cazadores siempre deberían practicar buenos hábitos de higiene cuando manipulan animales siguiendo estas recomendaciones de seguridad de los alimentos:

  • No faene animales que parecen estar enfermos o que los haya encontrado muertos.
  • Mantenga la carne limpia y enfríela lo antes posible apenas cace el animal.
  • Evite cortarle la columna vertebral o el tejido espinal y no coma los sesos del animal silvestre.
  • Cuando manipule y limpie la presa:
    • Use guantes de caucho/goma o desechables.
    • No ingiera alimentos y bebidas, ni fume.
  • Cuando termine de manipular y limpiar la presa:
    • Lávese bien las manos con agua y jabón.
    • Limpie los cuchillos, el equipo y las superficies que estuvieron en contacto con la carne de la presa; lávelos con agua y jabón y luego, si quiere, desinféctelos. Aunque estas recomendaciones se aplican a las prácticas de seguridad de los alimentos en general, si le preocupa el COVID-19, puede utilizar un producto que figura en la lista de desinfectantes aprobados por la EPAícono de sitio externo para usar contra el virus del COVID-19.
  • Cocine bien la carne de la presa (a una temperatura interna de 165 °F o más.).
  • No se debería comer carne de presa cruda ni utilizar los utensilios que contienen la sangre de los animales silvestres, ya que estas prácticas hacen que las personas corran alto riesgo de contraer diversos tipos de infecciones.
  • Consulte con la agencia estatal de vida silvestre sobre los requisitos de prueba para otras enfermedades y sobre las instrucciones específicas para la preparación, el traslado y el consumo de la carne de caza.

El COVID-19 y la nutrición para la salud

  • Para ayudar a sobrellevar el estrés que podría estar relacionado con la pandemia, cuide su cuerpo y aliméntese bien, como parte del autocuidado.
  • Los suplementos dietarios no sirven para tratar ni prevenir el COVID-19. Ciertas vitaminas y mineralesícono de sitio externo (p. ej., vitaminas C y D, zinc) pueden afectar la manera en que nuestro sistema inmunitario combate las infecciones así como la inflamación e hinchazón.
    • La mejor manera de incorporar estos nutrientes es a través de los alimentos: vitamina Cícono de sitio externo en frutas y verduras, vitamina Dícono de sitio externo en leche semidescremada, alternativas de leches fortificadas y alimentos de mar, y zincícono de sitio externo en carnes magras, alimentos de mar, legumbres, frutos secos y semillas.
    • En ciertos casos, los sumplementos dietariosícono de sitio externo pueden tener efectos no deseados, especialmente si se toman en grandes cantidades, antes de una cirugía o junto con otros suplementos o medicamentos, o si tiene ciertas afecciones.
    • Si está pensando en tomar vitaminas o suplementos dietarios, consulte con su farmacéutico, nutricionista certificado u otro proveedor de atención médica antes de consumirlos, especialmente cuando los combina con otros alimentos o medicamentos o los sustituye.
  • Debido a los cambios en la disponibilidad de alimentos en algunas comunidades, es posible que esté consumiendo más alimentos enlatados o envasados. Hay consejos sobre los productos enlatados o envasados en las etiquetas de información nutricionalícono de sitio externo . Además, hay consejos útiles sobre planes alimenticios disponibles en MyPlateícono de sitio externo.
  • Es importante ingerir una cantidad necesaria de alimentos nutritivos como suficiente cantidad de frutas y verduras, proteína magra y granos integrales. Si usted o los miembros de su hogar necesitan ayuda para obtener alimentos nutritivos, pueden encontrar recursos adicionales en el Programa de asistencia nutricional del USDAícono de sitio externo, o llame a la línea directa de la red nacional contra el hambre del USDA al 1-866-3-HUNGRY o 1-877-8-HAMBRE para hablar con un representante que encontrará recursos de alimentos como sitios de carne, bancos de alimentos u otros servicios sociales disponibles cerca suyo.

En la dieta puedes encontrar a tu mejor aliada para lograr un sistema inmune más fuerte que te permita hacer frente al Covid-19. De hecho, son muchos los estudios científicos que constatan que una dieta variada y saludable así como el consumo de probióticos de forma regular contribuyen al buen funcionamiento de las defensas.

Como aclara Montse Vilaplan i Batalla, farmacéutica comunitaria, en un artículo publicado en la revista ‘Offam’, “la investigación demuestra que una dieta equilibrada refuerza el sistema inmunológico. El aporte de energía debe ser el correcto: ni por encima ni por debajo de las recomendaciones. El aporte excesivo de energía afecta a la capacidad del sistema inmunológico de combatir infecciones, puesto que la obesidad está ligada a una mayor incidencia de este tipo de enfermedades”.

 

“El consumo regular de lácteos fermentados como yogur o kéfir contribuye, asimismo, a aumentar las defensas inmunológicas”

La función inmunológica “también se ve alterada en personas que ingieren dietas por debajo de las 1.200 kcal o dietas más ricas en aporte de energía pero desequilibradas. Por lo que respecta a las grasas, una dieta baja en grasas también favorece la salud del sistema inmunitario. Pero no solo es importante la cantidad, sino también la calidad de estas grasas. Conviene incluir en la dieta pescado azul, frutos secos, aceite de oliva, girasol, soja o linaza para asegurar un aporte equilibrado de diferentes grasas esenciales para la salud”.

El consumo regular de lácteos fermentados como yogur o kéfir contribuye, asimismo, a aumentar las defensas inmunológicas. Hay estudios que demuestran que quienes toman estos alimentos de forma regular presentan un mejor estado del sistema inmunitario, además de una mayor resistencia a intoxicaciones alimentarias. En esta lista encontrarás cinco alimentos ‘superpotenciadores’ del sistema inmune.

Cítricos

La mayoría de las personas recurren a la vitamina C después de haberse resfriado. El motivo: ayuda a fortalecer tu sistema inmunológico. Se cree que la vitamina C aumenta la producción de glóbulos blancos, claves para combatir las infecciones. Las frutas cítricas populares son: pomelo, naranjas, mandarinas, limones, limas, clementinas. Debido a que tu cuerpo no la produce ni la almacena, necesita diariamente vitamina C para mantener su salud.

Los pimientos rojos contienen el doble de vitamina C que los cítricos. También son una fuente abundante de betacaroteno. Además de estimular su sistema inmunológico, la vitamina C puede ayudar a mantener una piel sana. El betacaroteno ayuda a mantener sanos los ojos y la piel.

Ajos y cebollas

Ambos tienen un componente antiviral y antibacteriano que nos protege de contraer infecciones. Además, no solo incrementan nuestras defensas, sino que también mejoran nuestra respuesta frente a virus y bacterias y favorecen el proceso de curación.

Brócoli

Este superalimento está cargado de vitaminas y minerales. Repleto de vitaminas A, C y E, así como muchos otros antioxidantes y fibra. Es una de las verduras más saludables que puedes poner en su mesa. La clave para mantener su poder intacto es cocinarlo lo menos posible, o mejor aún, nada.

Jenjibre

Podemos incorporar esta raíz de la cocina asiática por sus grandes propiedades. Además de ayudar al sistema digestivo y circulatorio, el jengibre también combate los virus y bacterias dañinos, ya que es rico en nutrientes como el potasio, la niaciana y la vitamina C, además de contar con propiedades expectorantes, antitusivas y antiinflamatorias, lo que nos puede ayudar a combatir varios de los síntomas de la gripe o el resfriado.

 

Con información de:

 

espanol.cdc.gov

s

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *