Alternativa 1 y elecciones parlamentarias Por Gustavo Hernández Salazar

Lo que ellos piensan... Noticias

El movimiento político Alternativa 1 en la más reciente reunión de su Dirección Política Nacional donde intervinieron, además de los miembros de esta instancia, representantes de 15 estados del país, acordó participar activamente en  el venidero proceso electoral donde se elegirán los nuevos miembros de la Asamblea Nacional.

Nuestra participación en ese proceso no puede ser vista como la convalidación de Maduro y  de sus métodos; es todo lo contrario, concurriremos al proceso electoral para combatir a su gobierno, para denunciar la corrupción y las trampas electorales, para movilizar y organizar a la Venezuela opositora.

Sabemos perfectamente que enfrentamos a una estructura electoral tramposa, que usa los recursos públicos para hacer campaña, para chantajear, sobre todo a los más vulnerables, para comprar votos. No nos chupamos el dedo.

Sin embargo, en Alternativa 1 estamos convencidos de que el voto sigue siendo la más importante trinchera de la democracia y es la mejor herramienta para salir de un gobierno que destruyó las instituciones de la República, que ha promovido la corrupción y arruinado la economía, en especial, la industria petrolera, y, lo que es peor aún, ha puesto los intereses de la nación en manos de grupos extranjeros. El abstencionismo militante le ha hecho un gran favor al grupo gobernante en nuestro país porque ha contribuido a la desmovilización del mundo opositor y sembrado desesperanza en la gente.

En este orden de ideas, los activistas de A1 nos hemos propuesto contribuir con la construcción de una gran coalición nacional que impulse el nacimiento de una nueva oposición, una oposición que abrace la ruta democrática, que deje de lado los atajos, que hable con la verdad por delante.

Esa nueva oposición necesita un liderazgo que una, que defienda los intereses de la patria, que sea propositiva, y, sobre todo, que diseñe y ponga en marcha una estrategia democrática para derrotar al gobierno autoritario, incompetente y profundamente corrompido que hoy martiriza a la nación.

En el camino trazado por la Dirección Política Nacional A1, nos hemos encontrado con diversos sectores que andan en la misma búsqueda, en especial, con el liderazgo de Eduardo Fernández, un gran venezolano, un demócrata a toda prueba, y con el movimiento Unión y Progreso liderado  por Mercedes Malavé, Miguel Parra y otros dirigentes políticos y sociales que tienen mucho que decir y hacer en esta hora menguada para los que aquí vivimos. Con ellos vamos a defender a toda costa la cultura del voto que  Maduro y los extremistas de la oposición la quieren destruir.

Vamos también con ellos y con muchos otros, a luchar por mejores condiciones electorales  y por una amplia presencia de observadores internacionales en todas las fases del proceso  comicial y no solo el día de las elecciones.

La nueva coalición opositora pretende expresar a  la Venezuela decente, estudiosa y trabajadora, a los que luchan todos los días, a los que representan la esperanza; en fin,  a la Venezuela que viene.

Nuestra  lucha sigue en pie; al final, la democracia derrotará al autoritarismo. Sin ninguna duda, seremos, de nuevo, un gran país.

*Abogado, exdiputado al Parlamento Latinoamericano, coordinador general de Alternativa 1.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *