“La vía es la fuerza” por Gonzalo Martín

Lo que ellos piensan... Noticias

Así escribió en un reciente tw @orlandoavendano.

Difícil no estar de acuerdo con él considerando cómo ha actuado siempre la dictadura.

Ahora, la gran pregunta es: ¿Es la fuerza la única solución?

En Venezuela, los que somos oposición tanto ciudadanos como políticos lo hemos intentado absolutamente todo por la vía democrática.

Muchos han atacado al Presidente Guaidó por no solicitar antes ayuda más contundente, ¡la militar pues!

Pero, ¿es que acaso alguien se creyó realmente la “teoría de la pizza”? ¿Pide y ya?

Desde Chávez y ahora con Maduro, el recurso utilizado por el régimen, el anterior y el actual siempre ha sido la fuerza.

La cosa comenzó en 1992, y por partida doble, luego se vistieron de cordero y ganaron una elección. Después pasamos al año 99 cuando a lo juro había que votar por la constituyente, suspenderlas a pesar del drama jamás fue opción, aún no hay cifra oficial creíble de muertos y desaparecidos.

Saltamos al año 2002 cuando una emboscada roja obligó a un nada valiente Chávez (¿traje de cordero otra vez?) a ir corriendo a entregarse a Fuerte Tiuna, allí si hay conteo de muertos y heridos.

La represión muy violenta se hizo característica en cada protesta desde el 2002 hasta hoy. Por supuesto llegando a su clímax en 2006, 2014, 2017 y aún en el 2020.

Así, comenzó a armarse el expediente.

Pero dictaduras en el mundo como esta han habido y hay muchas.

¿Suficiente? ¡Pues no! No ha sido suficiente con la represión y el sacrificio de la ciudadanía, faltaba más, mucho más.

Había que seguir armando el expediente, en el camino comenzaron a caer corruptos y sus cómplices por lavar dinero, llegaron las sanciones individuales; y así, más folios.

Denuncias por aquí y por allá han servido para que la lupa del mundo observe a Venezuela.

El robo constante de procesos electorales han ayudado enormemente. Y cuando no roban, montan el gobierno paralelo para arrebatar la voluntad electoral.

Otra arista, el narcotráfico, tuvo EEUU que armar un escenario completo en el Caribe para evidenciarlo universalmente.

Ahora van a por las asociaciones con países hostiles con sus propios expedientes.

Es que la dictadura en la medida que puede se la “pone bombita” a la causa democrática.

En el medio, había que negociar y dialogar, y así demostrarle al mundo la intransigencia del régimen.

A estas alturas, no debe quedar casi ningún cabo suelto.

La guinda difícil de discusión es el reciente informe ONU.

Ahora, ¿eso se arma en un día, un mes, un año?

Ustedes dirán.

¡Allí les dejo eso!

Nota: R2P es solo parte del proceso.

Gonzalo Martín

Analista Político 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *