Asquerosos contrastes: Por Gonzalo Martín

Lo que ellos piensan... Noticias
Este fin de semana tuve la oportunidad de presenciar una “bicicletada” organizada por y para militares, de la UNEFA específicamente, fue algo realmente repugnante.
Los participantes, en su gran mayoría con sobrepeso y embutidos todos en monos deportivos de “marca” acordes a la actividad, de mediana edad, algunos acompañados de sus parejas (supongo) y todos con bicicletas de última generación. Debo reconocer que a pesar de las prominentes panzas, tenían buena capacidad física.
La caravana de ciclistas estaba respaldada por vehículos último modelo con familiares que los aupaban; también por varios vehículos rústicos identificados con placas oficiales, todos con funcionarios militares a modo de custodios de seguridad, no solo eso, una decena de motos de alta cilindrada con guardaespaldas armados y, por supuesto, con chalecos antibalas y los típicos bolsos “terciados” y las respectivas radios.
Pude contar en total más de una veintena de vehículos particulares, casi todos camionetas rusticas y algunos modelos sedan pero eso sí, el 93% marca Toyota, luego unos once “machitos” también Toyota, repito todos de último modelo.
Lo que más náuseas me dio, fueron las cuatro ambulancias que repartidas en el recorrido seguían a los ciclistas, por si a alguno de los obesos participantes le daba un “papatús”
Hoy, me di una vuelta por el mercado de Quinta Crespo, por supuesto, casi todo dolarizado aunque se puede pagar en bolívares (o dólares, por supuesto) pero me llamó profundamente la atención que en las calles aledañas al mercado la manera de pago es: “TRUEQUE”
Esto sucede mientras en la urbanización Las Mercedes de Caracas abundan los bodegones con productos importados, tiendas ofreciendo artículos navideños importados, grandes licorerias con vehículos similares a la “bicicletada” en cola para estacionar y comprar.
En simultáneo, en Venezuela no hubo electricidad y niños deben caminar largos recorridos buscando leña y agua para sobrevivir, mientras, largas colas en los bancos buscando efectivo para pagar los Bs 50.000,00 que les cobran en el transporte público.
Allí les dejo eso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *