Leopoldo López viaja a Colombia: ¿Desde el exilio podrá luchar por Venezuela?

El análisis de lo actual... Noticias

Leopoldo López siempre ha sabido cómo moverse, inclusive durante sus años de encierro, para mantener viva la denuncia contra el régimen de Nicolás Maduro, por lo cual sigue siendo el principal líder de oposición contra el Gobierno venezolano.

El miércoles, en otro movimiento clave que la víspera lo trajo de Madrid a Bogotá, se entrevistó con el presidente colombiano Iván Duque, quien lo recibió en la Casa de Nariño justo el día en que presentó el nuevo Plan Nacional de Acción de Empresas y Derechos Humanos, en el Día Internacional de los DD.HH.

Luego, sin perder tiempo, a primera hora de la tarde dio una amplia rueda de prensa en la que López reiteró que hay un «desierto de libertades» en Venezuela, pero insistió en que hay «una vocación de esperanza, de lucha; nos toca iniciar nuevamente un ciclo de movilización» para lo cual ha sido convocada una consulta popular, que en Colombia se realizará el próximo 12 de diciembre y sería uno de los motivos para la presencia del líder en Bogotá.

Este mecanismo de consulta convocado por Juan Guaidó –reconocido por buena parte de la comunidad internacional como el presidente de Venezuela en su calidad de cabeza de la Asamblea Nacional-, sucede tras las elecciones legislativas del pasado 6 de diciembre, a las que no asistió el 70% de los venezolanos y han sido desconocidas por la Unión Europea, Estados Unidos, Gran Bretaña y varios países latinoamericanos. El esquema previsto es que los venezolanos que estén en Bogotá, Cúcuta, Cartagena y Cali den un paso al frente y la voten. Cabe esperar que López permanezca en Colombia hasta esa fecha, para movilizar al más de millón y medio de sus compatriotas que viven en Colombia, además de votar desde territorio colombiano la convocatoria.

López, en marcha
Leopoldo López no ahorró agradecimientos por el apoyo del Gobierno de Duque y del pueblo colombiano a los venezolanos que se han vistos obligados a abandonar su país para poder sobrevivir por la profunda crisis económica, social y de derechos humanos a los que los tiene sometido el desgobierno de Maduro.

Y retomando el comentario del presidente Duque, en el sentido de que el Gobierno colombiano le dio seguridad tras las amenazas de muerte de Maduro a López, este confirmó la ayuda del Gobierno colombiano para su fuga, el pasado octubre, pero evitó dar más detalles de cómo cruzó la frontera camino a su asilo en España: «No puedo revelar más detalles porque no puedo poner en riesgo a las personas que apoyaron» y para evitar que el día de mañana, si otros la requieren, la puedan usar. Y señaló que muchos de quienes participaron tuvieron que salir y están en Colombia, justo allí en el salón donde daba la rueda de prensa.

«No podemos dejar que la sociedad venezolana se cubanice y deje de luchar (…) y se rinda como pueblo», dijo Leopoldo López en una rueda de prensa compartida con el presidente Duque
Lo que parece claro es que hay una nueva llave de movilización entre López y Guaidó, esta vez con un Leopoldo en el exterior, movilizando a la diáspora y contactando gobiernos, mientras Guaidó procura la movilización adentro. «Este es un esfuerzo por conquistar la libertad –dijo López– y por unas elecciones libres. En esta lucha lo que nos toca es seguir en pie, y puede sonar distante, pero es lo que nos toca. Esta lucha lleva muchos años, ha sido de ciclos y ahora el desafío es volver a subir el ánimo, la esperanza, nuestra capacidad de organización. No podemos dejar que la sociedad venezolana se cubanice y deje de luchar (…) y se rinda como pueblo. Por eso el llamado a los venezolanos aquí en Colombia y en todas partes, es a organizarnos, a unificarnos. En este momento decimos al mundo que no podemos solos, necesitamos su ayuda para terminar la dictadura de Nicolás Maduro». De paso, envió un mensaje importante: «Abrimos los brazos aún a quienes respaldaron a la dictadura o la siguen apoyando hoy».

Y nadie mejor para la movilización que el propio Leopoldo López, quien, con su verbo rápido, su perfil mediático y un indudable entusiasmo procura encender, desde la fría Bogotá, una luz de esperanza y la chispa de la resistencia hacia la acción de todos los venezolanos para destronar democráticamente –«con elecciones amplias y verificadas»– al dictador.

 

Con información y foto de ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *