¿Cómo visualizo mi negocio en el 2021 ? + Vídeos

El análisis de lo actual... Noticias

Cerramos un ciclo como lo es este año 2020, demostramos que somos unos guerreros, pero no todo fue tan malo, aprendimos la importancia de todo lo que nos rodeas, logramos hacer reingieneria en nuestros oficios , entendimos el valor de la familia, el 2021 llega y no sabemos que nos trae, los senderos lo caminamos con fe, formación y con metas claras, por eso compartiremos con ustedes como planificar este 2021, sin miedos.

Muchos empresarios ya están comenzando a estructurar las planificaciones de sus organizaciones para el próximo año. El 2020 está dejando muchas dudas pero también mucho campo abierto para la innovación, la oportunidad de tomar nuevos retos y apostar por el cambio en 2021.

Las empresas se encuentran en el momento indicado para voltear hacia nuevos sistemas y analizar las posibles áreas de oportunidad que se deberán trabajar, no solo para la recuperación sino también para iniciar el acoplamiento a la nueva normalidad pues la pandemia ha afectado gravemente el consumo global, orillando a las personas a desaprender viejos hábitos y adoptar nuevos.

“(Las empresas) necesitarán replantear la estrategia e identificar dónde hay oportunidades de re-activación rápida para perfilar las cuentas y hacer un esfuerzo de generación de demanda, además de ajustar su portafolio de soluciones para atender estos sectores. Entonces, el re-posicionamiento en el mercado es muy importante y la consolidación de todo lo que se haga para tener en las organizaciones mayor resiliencia y agilidad” menciona Ricardo Zermeño, Director de la consultora Select.

 

Los negocios que a principios del año eran exitosos, hoy pueden ser obsoletos, irrelevantes e invendibles. Entonces, si la economía no se adapta a lo que viene, si las empresas no tienen presión para hacerlo y los emprendedores no sienten la urgente necesidad de entender un nuevo mercado, estarán destinados a fracasar y perder mucho.

Sin embargo, “una crisis, por enorme que sea, puede convertirse en un punto de inflexión donde se puede aprovechar su intensidad para tomar un impulso distinto y hacia otra (y mejor) dirección” menciona Marc Vidal en su blog. Pero para que eso suceda hay que hacer algo que vaya más allá de la capacidad de las personas, de las empresas, de los proyectos. Es imprescindible que se planteen estrategias funcionales que permitan esa reinvención.

Los expertos plantean una serie de preguntas hacia diferentes áreas que pueden ayudar al análisis de la situación individual de cada empresa para la planificación y estructuración de nuevos objetivos y estrategias innovadoras para el próximo año.

A ti mismo:

  • ¿Han cambiado los acontecimientos mundiales recientes la relevancia de mi producto y mi propuesta?
  • ¿Mi idea sigue respondiendo a las mismas necesidades que antes?
  • ¿Es necesario actualizar la oferta en función de la nueva realidad?
  • ¿Se deben realizar cambios o adaptaciones en el producto, la oferta, la tecnología, los precios, los canales de distribución o las geografías a las que me dirijo?

A la industria:

  • ¿A quién le va bien?
  • ¿En qué segmentos de mercado se centran sus rivales?
  • ¿Qué productos o servicios están lanzando?

A los clientes:

  • ¿Cuáles muestran comportamientos nuevos?
  • ¿Cuáles se han mantenido leales?
  • ¿Qué nuevas necesidades provocadas por la crisis tienen los clientes y a qué están prestando atención?

A su propia organización:

  • ¿Qué innovaciones en el lugar de trabajo se están afianzando en las empresas líderes?
  • ¿A qué nuevas necesidades están respondiendo los empleados?
  • ¿Qué oportunidades podrían desarrollarse y desplegarse de manera más amplia?

 

Se necesitará responder estas preguntas con sinceridad. Es probable que una crisis disminuya ciertas necesidades del mercado y aumente otras. Lo recomendable es realizar los ajustes que sean necesarios para lograr satisfacer las nuevas necesidades y condiciones que se presentan en el mercado.

Es importante también contar con un equipo de expertos confiables y que conozcan la empresa a la perfección, que puedan encargarse de analizar estas preguntas y respuestas y llegar a conclusiones más exactas sobre el rumbo que debería tomar la organización para el próximo año. Y principalmente estar abiertos y decididos a aceptar la innovación, las ideas frescas y los nuevos retos, pues estancarse no es una opción.

 

Con información de www.flymastermind.com e Infoenlace

Foto: eslabonesdenegocio.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *