A través de la Emisión de la Licencia 31A EE.UU reitera el reconocimiento de la AN dirigida por Juan Guaidó

Lo que ellos piensan... Noticias

Justo cuando Venezuela se encuentra en un momento de confusa transición luego de las elecciones parlamentarias y con una Asamblea Nacional bajo la administración de Maduro a punto de instalarse, la comunidad internacional se ha pronunciado a través de diversas declaraciones como con acciones bilaterales que demuestran que algunas naciones aún reposan su confianza en la dirigencia política que acompaña a Juan Guaidó. Tal es el caso de los Estados Unidos el cual a través de su Oficina de Control de Activos Extranjeros – OFAC en sus iniciales en inglés- anunció la emisión de la Licencia 31A.

¿Qué es la OFAC? 

Es un organismo de control financiero que depende directamente del Departamento del Tesoro estadounidense y que se encarga de la aplicación de sanciones internacionales en materia financiera operando desde la protección de la seguridad nacional y el apoyo de la política exterior de la nación.  Las sanciones se aplican contra países o regímenes que se encuentran dentro de la categoría de naciones que apoyan el terrorismo, narcotráfico, proliferación de armas o cualquier amenaza contra la seguridad, política o economía del país y la comunidad internacional y estas pueden ser integrales o selectivas, así como bloqueos y restricciones.

La OFAC es una de las oficinas más antiguas en la historia de los Estados Unidos, denominado en un primer momento Oficina de Control de Fondos Extranjeros la cual operaba en la década de los 40 en el siglo pasado con la Segunda Guerra Mundial, pasó a llamarse Oficina de Control de Activos Extranjeros en 1950 cuando se da la entrada de China en la Guerra de Corea, y el presidente Truman declara emergencia nacional y bloquea todos los activos chinos y norcoreanos sujetos a la jurisdicción de los EE. UU.

Numerosos países han ingresado a la lista de países sancionados por la OFAC entre ellos Corea del Norte, Siria, Irán y Venezuela. Sin embargo, con Venezuela que es el caso que nos atañe, las sanciones son varias, pero siempre bajo la premisa de que no serán bloqueadas o se verá afectada ninguna empresa o actividad económica que influya directamente en el bienestar de la población o la asistencia humanitaria. Además de las sanciones generales o los programas específicos de sanciones la OFAC publica lo que se conoce como la Lista de Personas Específicamente Designadas para evitar que cualquier ciudadano o compañía norteamericana realice transacciones o actividades comerciales con personas, empresas o grupos de personas que se encuentren dentro de los bloqueados o sancionados.

Pero a pocos días de iniciar el año y como un espaldarazo al gobierno interino, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos ha autorizado las transacciones entre la Asamblea Nacional de Guaidó y los Estados Unidos. El encabezado de la Licencia 31A es “Determinadas transacciones que involucran a la IV Asamblea Nacional de Venezuela, el presidente interino de Venezuela y algunas otras personas autorizadas” y en la misma se establece que las transacciones son autorizadas entre los Estados Unidos y miembros de la Asamblea Nacional o cualquier otra institución a excepción de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela programada para instalarse en 5 de enero de 2021, incluyendo a miembros y personal o cualquier persona que ya se encuentren dentro de los Reglamentos de Sanciones a Venezuela.

Y este caso tiene dos lecturas. La primera es que es un significativo reconocimiento de gobierno y un efectivo desconocimiento de la legitimidad de Maduro; lo cual puede traerá consecuencias y es que entendiendo que el ejecutivo en Venezuela sigue estando en manos de Nicolás Maduro y que la Asamblea Nacional Constituyente efectivamente se instala, es muy probable que se comiencen a dictar leyes o se proponga la elaboración de una batería de normas que busquen bloquear este intercambio de activos como una forma de retaliación lo que al final representará un riesgo y una gran desventaja para la población.

Por otro lado, llama poderosamente la atención que hace unos días el Washington Post publicaban un artículo donde supuestamente se relacionada a dos comisionados de la administración de Guaidó en caso de corrupción. De acuerdo a la información provista, y obviamente confirmada por Tarek William Saab, dos ciudadanos encargados de la gestión y recuperación de activos habrían desviado un total de $40.000.000.000. Por lo tanto, lo que puede haber detrás de esta acción es el tácito voto de confianza que el gobierno norteamericano le sigue dando al liderazgo de la oposición.

Sin embargo, no podemos dejar a un lado dos eventos importantes que están a punto de suceder. El primero, es que habrá un cambio de administración en los Estados Unidos – si no sucede ningún cambio sorpresa – y la postura de la administración dupla Biden- Harris con respecto a Venezuela no está muy clara porque las piezas nunca se mueven solas y están también en consideración las relaciones con Cuba, Irán y China todos ellos aliados estratégicos del país caribeño. Lo otro, es que ya Venezuela tiene 2 años en este juego político donde si bien ha habido pronunciamiento o apoyo ante determinadas acciones; el cambio real no se ha dado en Venezuela. Seguimos en ese que bien podría llamarse Dupla Institucional. Legítimos para unos, ilegítimos para otros y sin un camino claro trazado hasta ahora.

Así que, si el 2020 venía con sorpresa, el 2021 parece que viene con sorpresa y cotillón. La historia está aun por escribirse.

 

Por   MSC. Corina Helena Cortés Oliveros

Instagram: @agendamundo2.0

Mail: infoagendamundo2.0

Telegram: Agenda Mundo 2.0

Whatsapp Business: +34639510929

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *