Un 5 de enero bajo la mirada internacional en Venezuela por José Gregorio Nieves

El análisis de lo actual... Noticias

El pasado 5 de enero, se instaló la Asamblea Nacional, mientras que Juan Guaidó, Juan Pablo Guanipa y Carlos Berrizbeitia, daban pasó a la continuidad parlamentaria, ley que habían voto el pasado mes de diciembre del 2020, sin el quórum necesario, según algunos periodista.

Guaidó llevo la juramentación de su gabinete desde la ciudad de Caracas (aunque aún no hay un sitio exacto de la sesión) a través, de una sesión virtual, que para muchos no contaba con la cantidad de diputados necesario y era un golpe a la Constitución de  Venezuela, debido que cada cinco años hay que juramentar un nuevo parlamento.

Ambos protocolos se llevaban acabo al mismo tiempo, mientras la comunidad internacional se debatía, cual era legítima y cual no tenía la sustentabilidad legal, para varios analista político, la AN instalada de mayoría oficialista era legítima, pero la comunidad internacional dio un punto de vista distinto.

El departamento de Estado de EEUU, difundió un comunicado, en el cual no reconoce la AN instalada el pasado 5 de enero en el Palacio Federal, todo esto se presenta después de la derrota de la administración Trump y bajo la mirada de negociar con Nicolás Maduro, por parte del presidente electo, Joe Biden.

Este organismo fraudulentamente elegido ha ocupado ahora el Palacio Federal Legislativo de Caracas. Consideramos que este grupo es ilegítimo y no reconoceremos ni sus pronunciamientos”, señaló el Departamento de Estado.

También ratificaron a Guaidó, como presidente legítimo de Venezuela,  “El Presidente Guaidó y la Asamblea Nacional legítima fueron elegidos libremente en 2015 por el pueblo de Venezuela. El 26 de diciembre de 2020 la Asamblea Nacional votó para reformar su Estatuto de Transición que, junto con la Constitución venezolana, proporciona una base jurídica explícita para que continúe su función constitucional”.

Por otro lado los países que conforman el grupo de Lima también reconocieron a Juan Guaidó y la Junta directiva que lo acompaña, mientras que, a la Asamblea Nacional elegida el pasado 6 de diciembre del 2020, como fraudulenta por no haber Estado de derecho en la nación.

“Esta Asamblea Nacional ilegítima es producto de las elecciones fraudulentas del 6 de diciembre de 2020, organizadas por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro”, dice la carta firmada por Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay y Perú.

La nueva AN tiene reconocimiento internacional

La Asamblea Nacional comandada por Jorge Rodríguez, también ha tenido Reconocimiento por parte de la comunidad internacional, en su mayoría de misma ideología del gobierno en curso, los países de oriente medio, África, una parte de América Latina, asiáticos y algunos países europeos  se han pronunciado a favor de la nueva AN.

Irán, Siria, Cuba, Nicaragua, Turquía, Arabia Saudita, China, Bolivia, Trinidad y Tobago, Egipto, Vietnam, Rusia, India, Bielorrusia, Dominica, Argentina, Barbados, Guinea Ecuatorial, México, Palestina, Argelia, Qatar y Abjasia, son los gobiernos que enviaron a sus embajadores, diplomáticos y encargados de negocios a la asunción de la nueva Asamblea Nacional.

Mientras que dentro del país, se han mantenido el reconocimiento de parte de un sector importante de la población y personas perteneciente a la vida pública política y académica.

Sin embargo el pasado 2019 y 2020 fueron de una intensa crisis económica en Venezuela, a pesar del reconocimiento de más de un centenar de países, al “Gobierno de Juan Guaidó”, muchos venezolanos a finales del 2020 se vieron sumergido en una apatía y desilusión, en su mayoría, según la encuesta realizada por Data análisis, está triste, por lo cual, a pesar de la actual crisis, algunos esperan que está nueva AN, pueda resolver algunos problemas, el primordial, económico, todo esto debido, como fue orientada la campaña de varias toldas políticas que obtuvieron los curules.

Bajo la mirada de experto

Algunos analista ratifican la nueva  AN, pero también consideran que Juan Guaidó tiene un liderazgo dentro de la población venezolana, tal es el caso del analista político y economista, Luis Vicente León, el cual expresó,  que no se lo puede considerar un político retirado, a pesar que no llenó  las expectativas de la gran parte de la población.

“Perdió popularidad, pero sigue por encima en la preferencia de Nicolás Maduro, por ejemplo. No es que se acaba Guaidó a partir del 5 de enero”, afirma

León  destaca que el llamado “presidente encargado” sigue siendo el principal referente opositor, aunque le resultará más difícil mantener el apoyo que tiene a nivel internacional y el consenso formado a su alrededor ya no es el mismo.

Además hay que resaltar la salida de varios diputados ligados a las filas de Guaidó, que decidieron no continuar, debido que se les venció el mandato, entre ellos se encuentra el que fuera presidente de la Asamblea en 2016 y considerado uno de los líderes opositores, Henry Ramos Allup, el cual quitó de sus redes sociales, la distinción de diputado y abandonó el barco de Guaidó.

“Ahora hay más opositores que le retan el liderazgo porque no concretó aún su propuesta de cambio”, resaltó  León.

Ricardo Sucre indica que recuperar el control de la Asamblea Nacional afianza a la llamada revolución bolivariana, pero que el escenario es distinto dado que sus bases ya no están tan cohesionadas como antes.

“La población sintió el costo de algunas malas administraciones o actos de corrupción”, instó Sucre.

Mientras Luis Vicente León considera que se producirán cambio dentro del panorama político en Venezuela.

 

Con información de Infobae y BBC mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *