Navalny fue sentenciado a prisión bajo una Rusia cada vez más opositora

caleidoscopio 360 Noticias

El líder opositor Alexéi Navalny, fue sentenciado el pasado martes 2 de febrero, a tres años y cinco meses de prisión, que le quedaban después de una condena en 2014 por fraude y corrupción.

Navalny fue sentenciado a cumplir lo que le queda su condena en una cárcel común, después de no asistir a sus audiencia, hay que recalcar que el líder opositor estaba cumpliendo una condena bajo libertad condicional, por lo que cumplirá sólo dos años y ocho meses en una prisión rusa.

El opositor ruso ha declarado en varias oportunidades que su detención se debe a temas políticos y lo que quieren es callar su voz debido que, en los últimos tiempo él se ha convertido en un crítico del gobierno de Vladimir Putín, pero no sólo con su voz, sino también investigando casos de corrupción del presidente de la nación.

El Tribunal del Distrito Simonovsky de Moscú accedió a la petición del Servicio Penitenciario Federal, que exigía que se sustituyera la libertad condicional de Navalny en el caso de corrupción Yves Rocher por una pena de cárcel real.

Navalny fue detenido el pasado 17 de enero, por violación sistemática de los términos de su libertad condicional en el caso abierto en su contra, luego de haber llegado Alemania. El 18 de enero, el tribunal de la ciudad de Jimki (en la región de Moscú) envió a Navalny a un centro de detención preventiva por 30 días.

En diciembre el Servicio Penitenciario Federal, solicitó quitar la libertad condicional por pena de cárcel, alegando que el líder opositor no cumplió con la inspecciones necesarias cuando estaba en un hospital de Berlín terminando de recuperarse del “envenenamiento” por el agente nervioso el novichok, el cual, se le adjudica como responsable al Servicio Secreto Ruso.

Yves Rocher

En el 2014 un tribunal ruso encontraría culpables a Alexéi Navalny y su hermano, de fraude masivo y a gran escala en actividades empresariales, además de legalización de dinero obtenido de manera ilícita.

Según la sentencia, los hermanos robaron 26,8 millones de rublos más de 363.000 dólares de la empresa Yves Rocher y 4,5 millones de rublos más de 60.000 de dólares de otra compañía relacionada con el caso, destacó la cadena informativa RT.

Navalny había sido sentenciado a tres años y medios bajo libertad condicional y cinco años de pruebas, mientras su hermano Oleg Navalny, sería enviado a una presión de régimen colonial común, por tres años y medios.

Repercusiones internacionales

Dentro del Tribunal se encontraban los diplomáticos de Alemania, Suecia, Suiza, Reunido Unido, entre otros, por lo que algunos medios como RT, expresaron que la medida era para presionar a la corte en referencia a la sentencia sobre Navalny.

De igual forma el Secretario de Estado de Estados Unidos Antony Blinken, señaló en un comunicado que su país coordinará con sus aliados y socios para exigir cuentas a Rusia por no respetar los derechos de sus ciudadanos.

Blinken manifestó, además, estar “profundamente preocupado” por la decisión tomada por las autoridades rusas y señaló que “Navalny tiene los derechos contemplados en la constitución rusa, y Rusia tiene la obligación internacional de respetar la igualdad ante la ley y los derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica”, reseñó VOA Noticias, en su plataforma digital.

Alemania que ha sido el principal aliado del activista ruso, junto al Reino Unido y Estados Unidos, han exigido inmediatamente la liberación de Navalny.

 

Por lo que la portavoz del ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, destacó que “no hay que entrometerse en los asuntos internos de un Estado soberano” y aconsejó a otros países “ocuparse de sus propios problemas”.

El nacimiento de la libertad

Navalny se ha convertido en una fuerza política opositora, su incansable lucha lo a colocado en la palestra de la política rusa opositora como nunca antes había sucedido, el ejemplo claro se vivió el 23 de enero, cuando luego de su detención el pasado 17 de enero en el aeropuerto de Moscú, el opositor llamó a una concentración rechazando su detención, por lo que según las estimaciones de la agencia informativa Reuters, alrededor de 40 mil personal se dieron cita en la capital rusa, aunque el gobierno de la nación ha dicho que fueron 4 mil personas.

Foto: DW

Sin embargo la autoridades rusas enfrentaron dos fin de semanas seguidos llenos de protestas por parte de los seguidores del líder opositor, el cual, no hay duda que le generó preocupación al Kremlin, y las fuerzas de seguridad tuvieron que hacerse sentir para disolver las manifestaciones, que fueron catalogadas por los expertos, como nunca antes vistas, debido que, en gran parte del territorio ruso, se movilizaron un gran número de ciudadanos.

Al parecer el activista ha resucitado un monstruo que tenía tiempo que no se apreciaba en la antigua Unión Soviética, el despertar de la oposición, no sólo como liderazgo, sino también con simpatizantes; antes Navalny, no era un peligro para Putín, hoy se ha convertido en su principal contendiente.

Sin embargo aún falta seguir construyendo las fuerzas opositoras y encerrar al actual líder de la oposición, parece ser una buena estrategias o puede terminar siendo el peor error, porque se puede dar fuerza a una creciente oposición que aún demuestra algo de debilidad

A muestra de un ejemplo, Luego de la sentencia el pasado martes, las manifestaciones volvieron en Moscú y San Petersburgo, pero será el futuro Dentro de dos años o antes que dirá si fue un error o un acierto, en la estrategia del Kremlin.

 

Fuentes: VOA, RT, El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *