El programa “Espere en México” de Biden es peor que el “Permanece en México” de Trump

Lo que ellos piensan... Noticias

A principios del mes, el Secretario del Departamento de Seguridad Doméstica (DHS, por sus siglas en inglés) Alejandro Mayorkas actualizó a la prensa acerca de los esfuerzos de la administración de Biden para “reemplazar la crueldad de la administración pasada”, especialmente del programa “Permanece en México” de la administración de Trump bajo el cual los solicitantes de asilo quedaban atrapados en México por meses. Pero en casi el mismo respeto, Mayorkas expresó una política todavía peor: Espere en México.

De los solicitantes de asilo, dijo, “Necesitan esperar. Pero necesitan esperar con un objetivo particular en mente. No estamos diciendo que no vengan. Estamos diciendo no vengan ahora”. Aclaró que si no esperan, DHS utilizará el “Autorizaciones del Título 42 [de los Centros para el Control de Enfermedades] y los deportará a México, y hemos hecho eso”. Si Permanece en México fue cruel, ¿acaso es mejor “Espera en México”? Definitivamente no.

Bajo la política de la administración de Trump de Permanece en México conocida como los Protocolos de Protección de Migrantes (MPP), los inmigrantes que cruzaban eran devueltos a México para que esperen una fecha de audiencia al norte de la frontera. En una audiencia final luego de meses o años viviendo sin una casa en Tijuana, Juárez o Matamoras, un juez de inmigración podía al menos teóricamente concederles asilo y una autorización de ingreso a EE.UU.

En virtud de la política de Espere en México de la administración de Biden, los inmigrantes y sus familias que fueron deportadas a México ni siquiera recibirían una fecha de audiencia por la cual esperar. Ni siquiera entran en el proceso de asilo. Todo lo que reciben de la administración de Biden —más allá de un empujón de vuelta a su país— es la promesa vaga de que en algún momento no definido en el futuro esta administración hará…algo para mejorar las cosas.

Porque el DHS difícilmente está aceptando cualquiera de aquellos deportados bajo el programa Permanece en México (a pesar de celebrar haber terminado con el programa), los deportados por el programa Espere en México están ahora mismo sentados con ellos en literalmente en la misma “miseria” que Biden denunció durante su campaña. Biden insistió que se oponía a hacer que cualquier persona espere por recibir asilo en otro país, y aún así aquí está su Secretario de DHS anunciando una versión peor de la misma idea.

Mayorkas dice que DHS está “obligado” a expulsar a quienes solicitan asilo en virtud del programa Espere en México debido a una declaración de los CDC que decía que cualquiera que cruzaba la frontera sin documentos constituían una amenaza a la salud pública durante la pandemia del COVID-19. Aún así los propios expertos de salud de los CDC rechazaron la orden, y la única razón por la que los CDC firmaron la orden es porque la Casa Blanca de Trump obligó a la agencia a hacerlo.

“Nos obligaron a hacerlo”, dijo en CBS News un ex funcionario que trabajó en salud pública. “Agotamos todas las opciones. Nos demoramos. Nos movimos lentamente. Dijimos frontalmente que no había una justificación de salud pública. Dijimos que no. Y luego se nos dijo ‘Hazlo’. Así que, al final del día, sus opciones son renunciar en protesta o firmarla. Y si renuncias en protesta, la próxima persona simplemente lo hará de todas maneras”.Más de siete docenas de expertos en salud pública en las principales facultades de salud pública, medicina, hospitales y otras instituciones escribieron una carta en enero dirigida a la administración de Biden que denunciaba el fundamento supuestamente de salud detrás de las expulsiones. “Imponer restricciones a los solicitantes de asilo y otros migrantes basándose en el status migratorio es discriminatorio y no tiene fundamento científico alguno como medida de salud pública”, escribieron.

Ellos señalaron que mientras que la orden de los CDC afirman que todos los solicitantes de asilo necesitan ser retenidos en lugares “congregados” donde el COVID-19 podría propagarse, el hecho es que el DHS tiene la autoridad de procesar a los solicitantes de asilo sin retenerlos. Los expertos de salud le dijeron al DHS que la ciencia respalda procedimientos alternativos, incluyendo la realización de pruebas, el distanciamiento, el uso de mascarillas, y la liberación de personas. El DHS también podría mudar más de sus procedimientos de recepción a zonas al aire libre.

Sin embargo, los CDC de Biden el mes pasado dijeron en una notificación regulatoria que la orden de expulsión de los CDC estaba basada en la “información más actualizada” respecto del COVID-19. Eso no era correcto en ese entonces y ciertamente no es lo correcto ahora.

El Secretario Mayorkas del DHS está jactándose de haber acabado con Permanece en México —programa que no ha terminado y que tardará meses en terminar a la velocidad actual con la que los inmigrantes están siendo admitidos— aún así antes de que esa política siquiera concluya, él está estableciendo un programa de Espere en México que tiene todas las amenazas y desventajas de Permanece en México sin ninguna de sus ventajas.

 

Por David J. Bier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *