Esperanzas muertas por Gonzalo Martín

Lo que ellos piensan... Noticias

Lo siguiente lo comenté en mi cuenta de Instagram (https://www.instagram.com/p/B9wQI8_DNRo/?igshid=1pfnrdnwbwqp7) el quince de marzo del año 2020, apenas a dos días que el régimen decretó estado de emergencia por el covid-19:

 

“DEL VIRUS SE APROVECHARÁ LA DICTADURA.

 

El régimen siempre le ha tratado de sacar provecho a cada urgencia, y hasta ahora lo ha logrado.

Recuerdo perfectamente los deslaves del año 1999; 15 de diciembre, ya llevaba tiempo lloviendo fuertemente pero el referéndum para aprobar “la bicha” cómo brutalmente un día la llamó su promotor debía llevarse a cabo.

Había que votar ya que esa era la urgencia política para el chavismo, tanto así que el mismo Chávez, desesperado repitió aquel mensaje de Bolívar: “Si la naturaleza se opone…” Chávez necesitaba esa nueva constitución, primero para demostrar que tenía poderío político y segundo para usarla a su conveniencia.

Y así fue, la gente salió, votó y fue aprobada.

Se dice que Chávez se fue a celebrarlo a Cuba, no lo sé, lo que sí es seguro que tardó un par de días en aparecer vestido de militar, en Maiquetía dando órdenes como el gran sabelotodo en situaciones de urgencia.

El resto ya lo sabemos, solo uso político de la situación con movilización de rescate con mucha propaganda y luego, jamás se rindió cuenta de números reales de daños, desaparecidos, cuánto dinero llegó por donaciones de otros países, en que se invirtió y aún después de 20 años el estado Vargas sigue siendo un desastre salvo por algo de maquillaje.

Otra crisis que aún le rinde frutos al chavismo: 2002, Chávez renuncia obligado por sus propias circunstancias pero la torpe ambición de algunos lo trae de vuelta.

Hasta hoy, aun sacan provecho.

Otra, Hugo muere naturalito, muere acostado, nada heroico, le hicieron un mausoleo, quisieron hacer creer que fue asesinado, forraron al país de sus ojos, su firma y una foto bajo la lluvia a ver si así les funcionaba, y funcionó.

Ahora llega el CoronaVirus, harán lo mismo que en 99, reaccionan tarde pero tomarán medidas más efectistas que efectivas y pretenderán llevarse los méritos de salvadores de la patria; cómo siempre.

La dictadura sigue siendo corrupta, incapaz y malvada; aprovecharán el momento para invisibilizar sus problemas.

No caigamos en estos cantos de sirena de la dictadura, que este “toque de queda” sanitario no nos haga perder el foco.

¡Allí les dejo eso!

#coronavirusvzla”

(Fin de la cita)

 

El 10/03/2020 Guaidó retomó la manifestación de calle, al llegar la pandemia, el encerrarnos en casa (de manera necesaria, por cierto) obviamente enfrió el ánimo de la gente ahora preocupada por los altísimos riesgos de contagio.

Entonces el régimen con más tiempo libre para captar la atención se dedicó a atizar las divisiones opositoras haciendo que la gente culpase a Guaidó y al resto de la dirigencia de todo tipo de errores, algunos ciertos otros inventados.

La dictadura no dejó de perseguir para continuar su camino represor, siguió con la “limpieza” de todo lo que les oliera a lucha por la democracia.

Por supuesto no desaprovechan oportunidad y crearon modelos de negocios para continuar enriqueciéndose, la escasez promovió el mercado negro de alimentos, inmediatamente nacieron como hongos cientos de bodegones con todo lo que faltaba en los mercados, la gasolina muy escasa también fue otra visión de negocio, no solo por el bachaqueo que sería el detal, sino por la importación del combustible y hasta por el otorgamiento en la administración de las estaciones de servicio a nuevos actores, y así se han traído al país completo durante todo este año de pandemia.

La revolución es inhumana, cruel y extraordinariamente mercantilista.

El aprovechamiento de las desgracias humanas en Venezuela por parte del chavismo apenas comenzó con la tragedia de Vargas en el ’99, viniendo luego con su mayor exposición en los decretos de “emergencia eléctrica” renovados año a año, así como los de “emergencia económica” en los cuales el gobierno de Chávez y ahora el régimen de Maduro se otorgan ellos mismos el derecho a no ser auditados y mucho menos cuestionados en la asignación de recursos y sus respectivos montos, o sea, todo pa’ellos.

Las sanguijuelas rojas saben exprimir las arcas y son expertos en hacerlo en las crisis sociales y sobre todo en las humanas.

La voracidad chavista no tiene límites.

¿Lo último en aprovechamiento de la necesidad? El cobro innecesario de pruebas PCR en Maiquetía; mientras en otros países estas pruebas son gratis aquí la impusieron como las alcabalas en las vías de semanas restringidas… tu sabes, hay que sacarle jugo hasta al menudeo.

El chavismo no sabrá cómo regir un país, pero organizarse para beneficio propio en eso sí son unos linces.

Cruzando la calle, se nos presenta una oposición no solo desmovilizada y dividida, en los orígenes de eso estoy muy claro así como en su intención y procedencia; pero tampoco es que el Pdte Guaidó haga mucho por desmontar rumores.

Es necesario innovar en esta lucha para desprendernos de estas cadenas que aprietan cada vez más.

Si en alguna oportunidad hubo alguna esperanza de rectificación o conciencia por parte del chavismo y que en este se asomara alguna partícula de humanidad por encima de sus propios intereses, esa esperanza está muerta; en ellos la mezquindad prevalecerá siempre, para el chavismo condolerse del sufrir ajeno no es opción si antes le puede sacar provecho.

¡Allí les dejo eso!

Gonzalo Martín

Twitter: @gmartin1961

Instagram: @gmartin1961

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *