Santa Inés, reflejo de Carabobo Rafael “Negro” Blanco

Lo que ellos piensan... Noticias
El pasado 1° de Mayo, presto ya a abandonar la Plaza de Santa Rosa donde los trabajadores sindicalizados habían convocado una concentración para celebrar su día, me solicitó el aventón hasta su casa en la popular Urbanización Santa Inés de Valencia, uno de los tantos jóvenes que día a día se están sumando a nuestro movimiento Unión y Progreso en Carabobo.
Al estar en Santa Rosa optamos por la vía hacia Ciudad Chavez a fin de economizar gasolina.
Semejante tontería hicimos, porque al llegar a la cuadra donde está la Casa del Periodista en la Av. Bolivar Sur “Las Ferias”, había una alcabala móvil de la Policía de Carabobo desviando el tráfico hacia el barrio Monumental. Allí lo que nos hacía falta era un astromóvil como el Perseverance en Marte, ante la cantidad de cráteres que son esas calles circundantes o paralelas a la Av. Las Ferias. No había forma ni manera de evadir la huecamentason. Lo risible del asunto es que encaravanado y surfeando huecos volvimos a desembocar a las Ferias sentido norte, al lado del Distribuidor de la Monumental, convertido por fuerza de las realidades en mercado de cielo abierto, parada central o terminal  de busetas interurbanas del sur de Valencia. Resulta increíble ver ese maremágnum de gentes cada vez que paso por allí, recordando que solo habíamos observado esas escenas en películas hindúes, atrapados en un embotellamiento propio de una ciudad donde no existe ley ni orden, tampoco organización alguna, ni mucho menos planeamiento urbano.
Dejando atrás las destrozadas vías del distribuidor Monumental al fin nos encaminamos hacia Ciudad Chavez, ruta seleccionada para dirigirnos a Santa Inés.
No puedo negar la profunda tristeza que me invadió al reencontrarme con la otrora hermosa Santa Inés ahora con calles intransitables, casas descascaradas, un canal de aguas putrefacta cuyo hedor era tan intenso que aun desde mi vehículo en movimiento era insoportable.
Finalmente dejé en su casa al joven que me pidió la cola y ya de regreso en paralelo al mismo canal vi a unas señoras conversando en una esquina, me detuve y les pregunto el porqué tan mal olor de ese canal y me dijeron: “qué va a ser pues, se obstruyeron las cañerías, y las aguas negras desbordan en el canal que atraviesa toda la urbanización, ¿es que no ve que por aquí todo esta destrozado? Hace años que la Alcaldía de Valencia nos abandonó y ni nos asfaltan las calles, los desagües de aguas de lluvias están tapados, los niños se enferman y el módulo de salud por aquí no funciona,  no hay ni tensiómetro, ni oxigeno, ¿y el agua? la mandan un día y después pueden pasar hasta quince días sin mandarla, de la luz ni hablar, es más lo que estamos sin ella, ¿qué más quiere que le diga?”. No pude articular una sola palabra después de oír tal desolación ligada con resignación.
Ya abandonando la urbanización por el que era su lugar de acceso de antaño me lamenté de no tener un rústico para transitar por los tramos abiertos al tránsito automotor. Grandes trechos de la avenida principal paralela al putrefacto canal no son circulables y pare usted de contar.
Ciudadano gobernador, para optimizar la eficiencia de su gestión centralizó a todos “sus alcaldes”, como usted los nombra, hizo y deshizo lo que se le antojó durante estos casi cuatro años de gestión transcurridos.
Por favor, échele cuanta culpa usted desee a quien quiera por no haber realizado nada trascendente para el estado Carabobo, pero el hecho de que no se hayan ocupado tan siquiera de mantener lo que existía cuando ustedes llegaron, no sólo es el colmo de la ineficiencia, es además, incompetencia de usted, de su tren ejecutivo y de todos “sus alcaldes” carabobeños.
El juicio político se acerca y aunque usted y los suyos cuentan con la abstención para reelegirse, muchos de los que valoramos los destrozos causados por usted y su equipo insistiremos en pedirle a los vecinos de este glorioso estado Carabobo que vayamos a votar cuando corresponda para sacarlos del Capitolio y hacer de tripas corazón para remediar tanto desastre.
Instagram: @rafaelnegroblanco

Twitter: @rnegroblanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *