El amor nunca se acaba por Arnaldo García Pérez

Lo que ellos piensan... Noticias

“Si hablo en lenguas humanas y angelicales, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido… Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y poseo todo conocimiento, y si tengo una fe que logra trasladar montañas, pero me falta el amor, no soy nada… Si reparto entre los pobres todo lo que poseo, y si entrego mi cuerpo para que lo consuman las llamas, pero no tengo amor, nada gano con eso… El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso… No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor… El amor no se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad… Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. (Corintios 13)

El amor es uno de los valores fundamentales del ser humano. Todos tenemos la capacidad de sentirlo, desarrollarlo y aplicarlo en cualquier faceta de nuestra vida. Es un sentimiento moral que nos lleva a comportarnos y actuar de manera cónsona con las personas o seres vinculados a ese sentimiento. Si actuamos en base a nuestro amor, reflejaremos comportamientos inmersos en tranquilidad, paz y armonía. Todo lo mejor de nuestra naturaleza humana se ve reflejado en él y en nuestros actos hacia los que amamos.

Existen diferentes tipos de amor, aunque el más popularizado y comercializado es el amor de pareja. Ese amor que se envuelve en emocionalidad y sentimientos y que nos puede llevar a la atracción física o personal. También en este plano existe el amor platónico, que nos es más que el mismo sentimiento inicial sin pasar a la acción y sin ningún contacto directo. Por otra parte, encontramos un amor más extenso e inclusivo que llamamos el amor sentimental, y es el que nos llena de afecto por personas, animales o cosas.

El amor sentimental es la mejor y mayor expresión de nuestra esencia humana. En la mayoría de los casos comienza en la familia, ya que ella representa el mejor ejemplo de una comunidad de amor. Nada más poderoso que el amor en familia, que se repotencia en padres, hermanos, abuelos y todo aquel que se relaciona con ese círculo. Esa escuela enseña que el amor es de todos y para todos. Aprendemos a amar a nuestra familia y a todo lo que en ella se implica; amigos, vecinos y mascotas, son parte de ese sentimiento humano y natural que se convierte en práctica de vida.

El amor puede tener también otros significados, y en este caso lo unimos a la pasión y esmero y dedicación que podemos emplear para realizar acciones o tareas en nuestras profesiones o trabajo. Mientras más amo lo que hago, mejor serán los resultados de cada una de mis acciones. Por eso siempre recomendamos que busquemos nuestro camino pasional, ya que en esa vía todo lo realizaremos con alegría y armonía.

Desde el punto de vista científico, el amor también ha tenido su protagonismo y muchos investigadores han encontrado resultados impresionantes ante los efectos de este sentimiento en nuestro cuerpo y por ende en nuestras acciones. Se ha comprobado que el amor actúa como una droga en nuestro cerebro y afecta o condiciona su funcionamiento. Por ejemplo, liberamos grandes cantidades de serotonina, que hacen que nuestro estado de ánimo mejore y causa que tengamos pensamientos obsesivos, recordando constantemente a la persona amada. También liberamos una serie de neuroquímicos como la adrenalina, que nos hacen estar más enérgicos, o liberamos dopamina en grandes dosis, reforzando conductas placenteras. Este cóctel neuroquímico es el responsable de nuestro “Flow amoroso” y de esa sensación de estar en las nubes cuando vivimos este sentimiento.

En conclusión, y viéndolo desde cualquier ángulo, el amor es parte de nosotros y debe ser nuestra carta de presentación en cualquiera de los planos de nuestra existencia. Nada de lo que hagas en la vida tiene resultados impactantes si no es hecho con amor y allí debemos enfocarnos. El amor es un combustible que nunca se acaba.

Mientras más amor des, más amor recibirás.

Como cantaban Los Beatles: “All you need is love, love…love is all you need” … “Todo lo que necesitas es amor…El amor es todo lo que necesitas”

Saludos

Arnaldo García Pérez

@arnaldogarciap

www.arnaldogarciap.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *