Los tres chiflados por Gonzalo Martín

Lo que ellos piensan... Noticias

Moe, Larry y Curly eran tres hermanos que ambicionaban el éxito en cualquier oficio que emprendieran; eran ambiciosos, trabajadores y arriesgados pero extraordinariamente torpes. Todas sus historias, series y películas desde los años 20s estaban enmarcadas en culparse unos a otros de no saber solucionar situaciones que ellos mismos provocaron.

Ninguno de los tres personajes asumía como propias sus torpes acciones, ninguno se sentía culpable de nada, y así eran resueltas sus diferencias con coscorrones, dedos en los ojos, cachetadas y demás golpes que a modo de castigo se aplicaban entre ellos.

En el transcurso de cada uno de sus cortometrajes no sólo eran los golpes y zancadillas que se daban entre sí, es que por sus errores caían macetas sobre sus cabezas, uno podía atropellar al otro, se encerraban dentro de jaulas con fieros leones y fue así que estos tres personajes se hicieron famosos gracias a sus hilarantes películas de ridículas situaciones y peleas.

Solo dos de ellos perduraron en el tiempo, Moe quien pretendía ser el líder junto con Larry, pero luego Curly al fallecer joven producto de sus  excesos tuvo que ser reemplazado por Shemp; quien al corto tiempo también sufrió un fatal y prematuro final, un infarto. Pero la empresa de “Los Tres Chiflados” con sus altos y bajos no acabó hasta la década de los 70s.

La ridiculez como herramienta de distracción les trajo mucha popularidad y volvió a los tres actores (realmente fueron seis, ya ese hubo que ir reemplazando a algunos de ellos) famosos y exitosos.

Al momento de escribir estas líneas para esta semana realmente no sabía cómo comenzarlas, no sabía cómo explicar lo que está sucediendo hoy dentro de la oposición venezolana.

Y fue al leer y ver declaraciones de quienes se creen los líderes dentro del conglomerado opositor, que me hicieron recordar la historia de “Los Tres Chiflados”.

La ridiculez y lo absurdo, Machado, Capriles y López son los Moe, Larry y Curly.

¡Ojo! No son los únicos, hay algunos más; pero estos tres chiflados son los más representativos donde entre ellos se hacen zancadillas, trampas, se golpean (políticamente) ninguno asume su responsabilidad y además cada uno se cree dueño de la razón y lo peor, del liderazgo opositor.

Se desprestigian entre ellos y un sin fin de agresiones más que provocan las carcajadas de un público en especial, el chavismo.

Se habla que hay “alacranes”, personajillos que se hoy se hacen pasar por opositores haciéndole el “favor” al régimen; pero viendo el “show” que hoy protagonizan nuestros tres chiflados poca falta le hace a la dictadura que los “alacranes” hagan o digan algo hoy en día.

Tanto así, que después del 21N solo uno dio un paso al frente y fue para sacar a Superlano de la gobernación de Barinas.

Y allí están, nuestros tres chiflados dándose empujones y coscorrones mientras el chavismo ríe a mandíbula batiente y el resto del público ve con pena ajena, decepción y tristeza como los tres personajes se caen a trompadas entre ellos.

Allí les dejo eso!

 

Gonzalo Martín 

IG / TW: @gmartin1961 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *