Tres increíbles beneficios que podría aportar el Metaverso por Saul Zimet

La Movida Noticias

El director general de Facebook, Mark Zuckerberg, acaba de publicar una carta y un video en los que anuncia la tan esperada nueva marca de la corporación paraguas de Facebook, que incluye InstagramFacebookMessengerWhatsApp y Quest. “Acabamos de anunciar que estamos haciendo un cambio fundamental en nuestra compañía”, dijo Zuckerberg en el video del 28 de octubre. “Para reflejar lo que somos y lo que esperamos construir, me enorgullece anunciar que a partir de hoy, nuestra compañía es ahora ‘Meta'”.

Ese nombre hace referencia al Metaverso, un proyecto de muchos de los tecnólogos más influyentes de Silicon Valley, incluidos algunos de AppleGoogleMicrosoft Epic. Quieren construir una realidad virtual descentralizada y multicorporativa que muchos de ellos creen que será la sucesora de Internet tal y como la conocemos. Según la página “about” de Facebook, “El Metaverso es la próxima evolución de la conexión social. La visión de nuestra compañía es ayudar a dar vida al metaverso, por lo que estamos cambiando nuestro nombre para reflejar nuestro compromiso con este futuro”.

VIDEO

“Podremos sentirnos presentes, como si estuviéramos allí mismo con la gente, sin importar lo lejos que estemos en realidad”, dijo Zuckerberg. “Las pantallas no pueden transmitir toda la gama de expresiones y conexiones humanas. No pueden transmitir esa profunda sensación de presencia. Pero la próxima versión de Internet sí puede”.

En el video de Zuckerberg, que dura más de una hora, él y varios de sus colaboradores presentan una visión detallada de lo que, según ellos, será el Metaverso en los próximos cinco o diez años. La ciencia ficción, como Ready Player One y Snow Crash (que es la novela que acuñó el término “metaverso”), ha representado a menudo mundos simulados avanzados en los que las personas pueden entrar e interactuar, pero esta premisa de ciencia ficción, antes fantástica, es cada vez más realista.

La mayoría de nosotros ya pasamos gran parte de nuestras vidas en línea; 6 horas y 42 minutos al día como promedio, según un estudio reciente. Pero, según Zuckerberg, “la próxima plataforma y medio será aún más inmersivo. Un Internet encarnado en el que uno está en la experiencia, no sólo mirándola. Y a esto lo llamamos el Metaverso. Y vas a poder hacer casi cualquier cosa que puedas imaginar”.

Uno de los anuncios del vídeo de Zuckerberg fue la introducción de la Plataforma de Presencia. Andrew ‘Boz’ Bosworth, director de los Laboratorios de Realidad de Facebook, explica que esta nueva tecnología otorgará los poderes de la percepción espacial virtual y la interacción con el entorno a los usuarios de los cascos de RV (realidad virtual) “Quest 2” de Meta. Los usuarios podrán manipular objetos virtuales con movimientos reales de la mano y hablar vocalmente con los avatares de otras personas como si estuvieran interactuando en el espacio real.

Angela Chang, responsable de dispositivos de RV en Meta, también describe una tecnología que saldrá el año que viene, llamada Project Cambria. Esto permitirá que los avatares de los usuarios reflejen sus expresiones faciales reales y establezcan un contacto visual natural con los avatares de los demás, de modo que tendrán una sensación visual de las verdaderas emociones de la gente incluso en el Metaverso.

“Cuando envíe a mis padres un video de mis hijos, van a sentir que están en el momento con nosotros, no mirando a través de una pequeña ventana”, explica Zuckerberg. “Cuando juegues a un juego con tus amigos, sentirás que estás ahí mismo, juntos, en un mundo diferente, no solo en tu ordenador. Y cuando estés en una reunión en el Metaverso, sentirás que estás en la misma sala, haciendo contacto visual, teniendo una sensación de espacio compartido y no sólo mirando una cuadrícula de caras en una pantalla. Eso es lo que queremos decir con un Internet encarnado. En lugar de mirar una pantalla, vas a estar en estas experiencias”.

Al igual que los sitios web de Internet, cualquiera que tenga los conocimientos necesarios podrá crear espacios virtuales, tan sencillos como salas digitales en blanco o tan complejos como mundos enteros, para que cualquiera que tenga acceso pueda explorarlos, contribuir a ellos e interactuar con ellos. Teletransportarse de un mundo a otro será tan fácil como hacer clic en un enlace.

Si el Metaverso se convierte en una realidad generalizada, tendrá prácticamente innumerables beneficios, ya que proporcionará a las personas nuevas oportunidades y capacidades como nada que hayan conocido hasta ahora. Destacan tres grandes ventajas:

El Metaverso aumentará radicalmente la asequibilidad de una amplia gama de experiencias y productos, dando a los pobres y a la clase media acceso a lujos que antes sólo estaban al alcance de los ricos. Al igual que el Internet ha dado a gran parte de la población humana acceso a vastas bibliotecas de conocimiento y entretenimiento, el Metaverso puede permitirle a la mayor parte de la humanidad experimentar virtualmente los viajes por el mundo, la interacción de alta calidad con miembros de la familia atrapados en países lejanos, etc.

Esto no sólo abaratará los bienes y servicios, sino que también hará que la gente sea más rica al hacer que su trabajo sea más productivo. Muchos puestos de trabajo que antes sólo estaban disponibles a nivel local, ahora lo estarán a nivel nacional o incluso mundial, porque el trabajo a distancia será mucho mejor que el actual a través de Zoom y Slack. Y esta nueva ola de innovación creará nuevos y vastos mercados de trabajo que aún no hemos imaginado, como lo han hecho todas las grandes transiciones tecnológicas a lo largo de la historia. Como dice Zuckerberg: “Piensa en cuántas personas se ganan la vida en Internet hoy en día, y cuántos de esos trabajos ni siquiera existían hace unos años”. Espero que el Metaverso abra muchas oportunidades para la gente exactamente de la misma manera”.

El Metaverso también introducirá nuevas posibilidades que actualmente no existen en lo absoluto, incluso para los más adinerados. Ahora mismo, nadie puede tener una experiencia virtual de alta calidad para viajar a sistemas solares lejanos, o al centro de la Tierra, o a épocas pasadas de la civilización humana. Pero tras unos años más de rápido desarrollo de la Realidad Virtual, la mayor parte de la humanidad podrá tener acceso a estas experiencias.

Esto tendrá algo más que un mero valor de entretenimiento. “Digamos que eres un estudiante de medicina o un médico. Con aplicaciones como Osso VR, puedes aprender nuevas técnicas de cirugía de primera mano, practicando hasta que lo hagas bien”, sugiere Marne Levine, Chief Business Officer de Meta. “O, si estás estudiando Ciencias de la Tierra, podrías nadar por la Gran Barrera de Coral”. ¿Prefieres que te opere un cirujano formado en las facultades de medicina actuales o uno que haya practicado sus habilidades miles de veces en simulaciones muy realistas?

Al ofrecernos formas nuevas y a menudo más eficientes de alcanzar nuestros objetivos, el Metaverso será una gran ayuda para la sostenibilidad. Al acudir a los lugares de trabajo, a las escuelas y a las reuniones sociales de forma virtual en lugar de física, ahorraremos recursos preciosos. “Abandonar nuestros desplazamientos diarios significará menos tiempo atrapados en tráfico y más tiempo para hacer las cosas que importan”, señala Zuckerberg. “Y será bueno para el medio ambiente. En realidad, si viajas por trabajo y trabajar en el Metaverso significa que sólo tomas un vuelo menos cada año, eso es probablemente mejor que casi cualquier otra cosa que puedas hacer por el medio ambiente”.

Y cuando operemos en un mundo más virtual, los combustibles fósiles no serán los únicos bienes de consumo de los que dependeremos menos. Zuckerberg afirma que “hay muchas cosas que hoy son físicas, como las pantallas, que en el futuro sólo podrán ser hologramas. No necesitarás un televisor físico, sólo será un holograma de un dólar de algún chico de instituto al otro lado del mundo”. Incluso necesitarás menos ropa y accesorios materiales para expresarte estilísticamente cuando te relaciones con más frecuencia en un mundo virtual en el que tu avatar tendrá acceso a miles de opciones de ropa digital.

Desde la Revolución Industrial, muchos intelectuales han asumido que el crecimiento económico es fundamentalmente limitado. Pero la introducción del Metaverso es un buen ejemplo de por qué esta línea de pensamiento está errada. En su libro The Ultimate Resource 2, el economista Julian Simon explica por qué no hay realmente ningún límite fundamental para el crecimiento económico, ni siquiera la escasez de recursos, porque un recurso siempre puede ser sustituido por otro, siempre que se aplique suficiente ingenio al problema.

Utilizando las baterías de plomo como ejemplo, Simon escribe que “lo relevante para nosotros no es si podemos encontrar plomo en las minas de plomo existentes, sino si podemos disponer de los servicios de las baterías de plomo a un precio razonable; no nos importa si esto se consigue reciclando el plomo, haciendo que las baterías duren para siempre o sustituyendo las baterías de plomo por otro artilugio”.

En las últimas décadas, la tecnología ya ha sustituido de innumerables maneras el uso menos eficiente de los recursos por otro más eficiente. En lugar de utilizar más terreno para construir nuevos hoteles, por ejemplo, Airbnb ha encontrado la manera de alojar a los viajeros en habitaciones libres ya existentes que a menudo quedaban sin utilizar. Las compañías telefónicas han utilizado el espacio exterior, un recurso que antes era casi inútil, como una instalación para la infraestructura de comunicación cuando la tecnología telefónica anterior requería llenar de cables el precioso suelo de la Tierra.

Y ahora, el Metaverso puede proporcionar a la humanidad más opciones tecnológicas que nunca. Al permitirnos satisfacer una parte cada vez mayor de nuestros deseos en el espacio digital en lugar de en el material, nos permitirá hacer mucho más y nos hará conservar, en lugar de consumir, recursos como el combustible, los materiales de construcción y la tierra.

El Metaverso no lo resolverá todo y creará algunas dificultades imprevistas y tendrá algunos efectos secundarios negativos, como cualquier nueva tecnología. Pero si se le permite a los empresarios y a los consumidores hacer lo que mejor saben hacer, es precisamente un progreso tecnológico como éste el que puede ayudarnos a resolver los problemas del futuro y traer todavía más prosperidad de la que hayamos comenzado a imaginar.

 

Por Saul Zimet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *