La crisis migratoria venezolana es la cuarta peor del mundo

caleidoscopio 360 Noticias
Colombia

El Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés) presentó su clasificación anual de las crisis de desplazados más desatendidas en 2020, en la que aparecen las situaciones de Venezuela (nuevamente) y Honduras, por primera vez.

Según el NRC, la crisis migratoria venezolana es la cuarta entre las peores crisis del mundo. La de Honduras, entre tanto, ocupa el quinto puesto, lugar que ocupaba Venezuela para 2019.

Venezuela

La ONG internacional indica que más de cinco millones de venezolanos han huido de su país debido a “la represión y escasez de alimentos y medicinas desde 2014, convirtiéndola en una de las mayores crisis de desplazamiento en el mundo”.

“Los venezolanos continuaron sufriendo bajo la presión de siete años de caída libre económica e hiperinflación, y un impasse político en 2019 provocado por el presidente de la Asamblea Nacional liderada por la oposición, que se declaró él mismo (Juan Guaidó) jefe de Estado”, según indicó el Consejo.

Asimismo, recalcó que “mientras el flujo de personas fuera de Venezuela en 2020 se contuvo por el cierre de fronteras y las restricciones de movimiento debido a la pandemia, las medidas plantearon problemas de protección para refugiados y migrantes en movimiento”.

El país suramericano ha estado en la lista de ‘Crisis de Desplazamiento Desatendido’ todos los años durante los últimos cinco años, con poca atención internacional prestada a la emergencia. En 2020, Naciones Unidas recibió menos del 40 por ciento de los fondos de ayuda solicitados para ayudar a los venezolanos necesitados dentro del país y a los que habían huido a naciones vecinas.

El NRC recalca que la emergencia humanitaria en Venezuela “mostró pocas señales de ceder bajo el peso de la crisis económica y política” y que “uno de cada tres venezolanos padecía inseguridad alimentaria a finales de año y el 30% de los niños menores de 5 años padecía desnutrición crónica”.

Además, alerta que la pandemia de COVID-19 ha “exacerbado una situación humanitaria ya grave para personas vulnerables, con el sistema de salud empujado al borde del colapso y con la amenaza del retorno de “otras enfermedades infecciosas”.

Honduras

Honduras, entre tanto, es el país que aparece por primera vez en la lista de crisis desatendidas del NRC.

La devastación por dos tormentas tropicales en 2020 se sumó a “años de inseguridad alimentaria crónica, bandas criminales, violencia de género, cambio climático y desempleo generalizado agravado por las consecuencias económicas de la COVID-19”.

La ONG relata que “decenas de miles de personas fueron desplazadas por la violencia o perdieron la esperanza de una vida digna en 2020 y se embarcaron en peligrosos viajes en busca de seguridad en México y Estados Unidos”.

También recuerda que “las tormentas tropicales Eta e Iota azotaron Honduras con solo dos semanas de diferencia en noviembre y afectaron a cerca de tres millones de personas. Las familias de las zonas más afectadas se apresuraron a salvar sus pertenencias personales y buscar seguridad, mientras las incesantes inundaciones de lodo sumergían sus hogares. Muchos pasaron varios días en los techos esperando ser rescatados, compartiendo la poca comida y el agua que tenían”.

A pesar de que cerca de un tercio de los hondureños se vieron afectados por este doble desastre, y los vecinos El Salvador y Guatemala también fueron duramente golpeados, “el mundo pasó por alto en gran medida el deterioro de la situación en la región del Norte de América Central”.

“Como resultado, el sistema de ayuda no proporcionó una respuesta humanitaria coordinada adecuada para abordar las necesidades sobre el terreno”, lamenta.

África, en los primeros lugares

Los tres primeros países con las peores crisis del mundo están en África: la República Democrática del Congo, Camerún y Burundi.

Respecto a la República Democrática del Congo, el Consejo dijo que la emergencia humanitaria en esta nación africana se complicó en 2020 debido a un aumento de la violencia y la inseguridad alimentaria.

El país del centro de África se convirtió en el hogar de la mayor cantidad de nuevos desplazamientos internos en todo el mundo, con un promedio de 6.000 personas obligadas a abandonar sus hogares todos los días.

“En total, más de cinco millones de personas se encuentran actualmente desplazadas dentro de la República Democrática del Congo, y un millón más han huido del país, y la mayoría vive como refugiados en países vecinos”, dice el NRC.

Otros países que aparecen en el listado son Nigeria, Burkina Faso, Etiopía, República Centroafricana y Malí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *