Buscar el cambio en prosperidad por: Rafael Blanco

Lo que ellos piensan... Noticias
Con este mismo título identificamos el 28 de Diciembre pasado uno de nuestros artículos y a casi cuatro meses después de un merecido receso estamos en el mismo punto que señalabamos  ” No merecemos continuar en esta situación actual por diferencias políticas, necesitamos producir cambios en prosperidad, para aliviar tanto sufrimiento nacional y requerimos para ello la construcción de una Alternativa Democrática propia, fiable, sin intervención extranjera a favor de ningún bando, para poder recolocar a Venezuela en el concierto de naciones productivas y estables.”
Hoy disfrutó leer la carta que 25 ciudadanos decidieron por la libre enviar al Presidente Joe Biden, donde le solicitan morigerar o suprimir las sanciones económicas impuestas al gobierno, porque esas sanciones asfixian es a los venezolanos en general, en vez de constreñir o limitar las acciones del gobierno de Maduro.
Señalaron además que frente al nuevo cuadro geopolítico mundial resultado de la invasión rusa a Ucrania y visto el impacto alcista en los precios del petróleo parece buen momento para buscar mejorar los ingresos fiscales del país, aunque éstos estén sujetos a la gestión del Presidente Maduro. A fin de cuentas, esos ingresos repercutirán en el Tesoro Nacional impactando de alguna forma al pueblo venezolano. Y además seria muy conveniente, porque recolocaria de nuevo a Venezuela como suplidor cercano de occidente en general y de EE. UU en particular.
Por supuesto, tal eventualidad no sería a titulo gratuito y le sugieren a Biden proponérselo a Maduro a cambio de retomar un diálogo auténtico con la oposicion venezolana, que destrabe la estancada situación política actual y ante tal planteamiento comprendí entonces que no estaba tan despistado cuando señalé la necesidad de un cambio de gobierno, pero en prosperidad para el pueblo venezolano, y no mediante la política de tierra arrasada ejercida por los jefes del gobierno nacional y por los de la mal llamada Plataforma Unitaria.
Lo principal para todos en general es y debe ser el sufrimiento de la población venezolana y si bien estamos obligados a hacer lo posible e imposible para lograr cambiar este nefasto gobierno, ello no puede ser sobre las ruina del país ni mucho menos sobre la miseria y el hambre de sus habitantes.
Para mí, la carta de los 25 no sólo luce sensata en lo económico sino que además nos ubica en el terreno del accionar político electoral, ese que nunca debimos abandonar para participar de marchas y contramarchas, salidas a la calle donde quien tiene el control de la fuerza es el gobierno,  o peor aún complacer al gobierno convocando los electores a no hacer nada, mejor dicho a la abstención, etc…
De inmediato, 68 políticos notorios,  creo que casi todos en el exilio y no lavando pocetas precisamente, hicieron una alharaca y le enviaron su propia carta al Presidente americano,  alegando allí los mismos  argumentos con los que han peregrinando a Estados Unidos infinidad de veces a rogar no sólo sanciones, sino a pedir que los gringos invadieran Venezuela, tipo Rusia a Ucrania, para que desplazarán a Maduro del gobierno y los colocaran a ellos, cual super héroes salvadores de la patria, resultando burlados en sus propósitos, por creer en el  “todas las opciones están sobre la mesa de Trump”, siendo que lo único que éste perseguia era el voto latino de Florida.
Siendo muy joven, una de las primeras lecciones que recibi  fue la de  gerenciar por objetivos, y comprendí que por mucho que usted madrugue, sea diligente y haga lo que haga, si  no alcanza los objetivos planteados, usted simple y sencillamente no es útil a los fines de la empresa y deberá ser desplazado por otro que si pueda lograrlos.
Quizas a ello se deba esa aireada reacción de los 68 políticos en su carta a Biden, donde ni siquiera rebaten los argumentos planteados, sino que casi se van a lo personal contra estos 25 ciudadanos a quienes casi tildan de alacranes, falto una niñguita para ello y es comprensible su actitud, más no justificable puesto que llevan años de fracaso en fracaso, siendo peor su desempeño desde el 2015 para acá, cuando el pueblo venezolano les confió el control absoluto de la Asamblea Nacional y no pudieron o no supieron desde allí construir una estrategia capaz de desplazar al gobierno de Maduro y fue precisamente esa impotencia e incapacidad lo que los llevó a pedir estas gravosas sanciones a Venezuela e incluso a solicitar que nos invadieran para que siete años después vengan unos ejecutivos ajenos a los ajetreos partidistas, exitosos en sus empresas y profesiones a solicitar un barajo que los deja al desnudo.
No creo en la política de tierra arrasada del gobierno de Maduro, del G4, Guaido, sus 68 y no se cuántos politicos fallidos más. Creo que sí es posible alcanzar un Cambio de Gobierno en Prosperidad y por tal razón aplaudo y celebro la iniciativa de los 25 Ejecutivos que abogan por la recuperacion económica de Venezuela y por un cambio de gobierno venezolano en prosperidad.
Saludos
Rafael Blanco
Abogado y Politico
@rnegroblanco

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *