Costuras rotas por: Rafael Blanco

Lo que ellos piensan... Noticias

Hoy por hoy, el sentimiento que prevalece entre todos quienes nos oponemos al gobierno es el de la división, el odio y la desconfianza mutua.

La amargura sembrada en la emocionalidad de un pueblo que antes reía y compartia en conjunto, sin distingos de clase, color o parcialidad política fue permeada por una estrategia oficialista impulsadora de una confrontación insulsa que incluso llegó a arraigar en la intimidad de los hogares venezolanos.

Los partidos políticos hoy sólo son cascarones vacios y sus líderes repudiados porque no tienen la voluntad ni la capacidad de anteponer el interés nacional a sus ambiciones grupales o personales, por muy legítimos que estos sean, menos aún en los bloque de partidos opositores donde pululan cualquier cantidad de aspirantes presidenciales, generándose una división innecesaria.

La forma pública como se han atacado  entre si quienes aparecen como líderes unitarios, señalándose unos a otros de graves hechos de corrupción, incluso sin demostrar lo afirmado.

La cayapa opositora al Alcalde de Chacao porque pifio con la detención para una charla de los jóvenes de VP y aunque tal acción es repudiable, se obvió  que quien los buscó y se los llevó al Helicoide fue el gobierno nacional, pero la oposición se centro en el Alcalde y todos sabemos los por qué ?.

Tienen  por ahí una campañita sometiendo a la burla y al escarnio publico a un conspicuo  precandidato, tachandolo de demente senil por creerse un expresidente revivido, con el sólo propósito de invalidar su aspiración.  Y peor aún, un bloque cuyos mismos lideres comentan que se están disolviendo por causa del loco y por  la inminente migración de uno de sus partidos para los patrióticos del gobierno, probablemente secundado por el partido de otro diputado con el que actúan en comparsa.

La ironía con la que a baja voz muchos comentan el cómo hará llegado su momento un joven aspirante presidencial para  explicar la magia hecha para instalar semejante comando oficina en el este de Caracas y el inusitado despliegue de recursos que ostenta.

Aqui mismo en Carabobo, para no ir muy lejos, la sorna y displicencia de algunos lideres regionales opositores  hacia otros partidos opositores y sus dirigentes, sin atisbar que ellos mismos recogen a sus espaldas repulsión al ser señalados como mercaderes de la política, otros de  reaspirantes y maulas con lideres de base, en fin,  todo un despliegue destructivo de  todos contra todos.

Todos sabemos eso, pero nos hacemos los bolsas y distraemos la verdad con grandilocuentes citas apuntalando al  nuevo mantra, “el de las primarias”.

Con ello se distrae y entretiene al ilustrado y variopinto liderazgo digital, prestos a reenviar y debatir por las redes, lo que para ellos es su verdad adquirida, verdad tan cierta como la llegada de los marines y todas las opciones están sobre la mesa. Mientras que las verdaderas mesas, las equilibradamente integradas, aquellas en donde en realidad se diseñen politicas eficientes y convenientes para desplazar este gobierno que nos apisona contra el suelo patrio, a esas no se les da oportunidad en la oposicion nacional.

Muchos huyeron de la ignominia, otros nos quedamos a luchar en la via electoral para resolver nuestro conflicto aquí en Venezuela.  Enfrentamos entonces sin miedo alguno la realidad que nos circunda, en plena cosecha oficial del odio y de la división sembrada,  lamentandonos tan sólo de que en medio del escándalo y la esturticia opositora, se pierden los discursos y mensajes sensatos de obispos, pastores, rabinos, empresarios, sindicaliatas, periodistas, comentaristas y de referentes políticos, expresamente ignorados o silenciados, precisamente por el peso y el contenido de sus mensajes que no favorecen ni al gobierno, ni a los lideres cooptados por el gobierno, ni tampoco a los que se creen la fantasía de ser gobierno.

Por ahora, es el gobierno quien ríe su aparente buen momento, banaliza las obras públicas de envergadura en favor del neon, la fanfarria y la pachanga, ralentiza el desarrollo sostenible para cuidar y mantener el control sobre la masa, se victimiza frente las sanciones americanas en su juego de manipulaciones, degrada la calidad educativa y cuando se trata de  denuncias y señalamientos que puedan comprometer severamente su estrategia, se ampara bajo el paraguas judicial a conciencia de que ahí no precisa explicarse, simplemente usan el mazo judicial para doblegar y hacer retractar a los que pudiera haberlos señalado, ante la impávida mirada ciudadana,  mientras sin rubor alguno sodomizan y doblegan autonomías insolventes, incapacitadas de rebelarse con algo de dignidad y decoro.

Nunca se crean que el país está perdido, percibimos la conciencia ciudadana de lo arriba narrado, si toda la variedad opositora no reacciona y deja las ridiculeces de elegir candidatos parciales, sino se centra en una estrategia global de interés nacional, si no se perdonan entre sí las ofensas infligidas en favor del interés nacional, sino prevalece el interés común, les crecerán los enanos, emergerán nuevos actores y se formalizará una tercera alternativa opositora que arrasará con todo.

Hay exitosas experiencias electorales en ese sentido aquí en Venezuela que me persuaden de ello y muestra de lo que digo es el desafio que representa una comunicación directa de 26 ciudadanos venezolanos al Presidente americano, sin tomar en cuenta al estamento político en clara muestra de las primeras costuras rotas.

Saludos
Rafael  Blanco

Tw: @rnegroblanco
Ig :  @rafaelantonioblanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *