Dosis de Bienestar: La cirugía robótica

Dosis de Bienestar Noticias

La cirugía robótica, también conocida como cirugía asistida por robot, permite a los cirujanos realizar una variedad de operaciones complicadas con más precisión, flexibilidad y control que los enfoques tradicionales, entre ellas, las operaciones de cadera.

 

A lo largo de los años, las cirugías de cadera han demostrado ser un procedimiento seguro y eficaz para aliviar el dolor, así como aumentar el movimiento.

Publicidad

Sin embargo, la dislocación es una complicación posquirúrgica común de estas operaciones que ocurre cuando el nuevo implante se sale de la glena durante el proceso de cicatrización.

 

Una dislocación puede ocurrir cuando el implante no se coloca en la mejor posición entre otras causas, lo que lleva a la inestabilidad.

 

La mayoría de ellas ocurren en los primeros meses de la cirugía y, a menudo, se producen cuando un paciente se cae o realiza movimientos como torcerse o doblarse.

Publicidad

La cirugía robótica tuvo una tasa de dislocación casi cuatro veces menos que el método tradicional

Ahora, un nuevo estudio realizado por investigadores de Henry Ford Health ha encontrado que la cirugía asistida por robot para las operaciones de cadera tuvo tasas más bajas de complicaciones y una tasa de dislocación casi cuatro veces menor que el método tradicional.

 

Estos hallazgos son los primeros de un estudio de varios años de seguimiento realizado a un amplio grupo de pacientes con el objetivo de evaluar las complicaciones posquirúrgicas entre las dos opciones de cirugía.

 

En concreto, los investigadores analizaron datos de 2.247 pacientes que se sometieron a una cirugía de cadera entre enero de 2014 y junio de 2020, durante varios años tras la operación.

Publicidad

Los investigadores evaluaron y compararon las tasas de dislocación y otras complicaciones posteriores a la cirugía entre los dos procedimientos.

 

El estudio demostró que el riesgo de inestabilidad de cadera cuando el procedimiento se realizó de forma robótica fue 3,5 veces menor que el método tradicional.

 

Además, la cirugía robótica puede ayudar a los pacientes con su recuperación debido a que el brazo robótico permite un mayor control con las herramientas quirúrgicas y una pantalla permite a los cirujanos ver la anatomía y la preparación del hueso en tiempo real.

Publicidad

De igual modo, la tecnología robótica permite al cirujano controlar y mover los instrumentos quirúrgicos con precisión y se ha demostrado que mejora la precisión para colocar el implante.

 

El método utiliza imágenes en 3D antes de la cirugía para identificar marcadores importantes en la cadera y así preparar el hueso para el implante.

 

Usando un brazo quirúrgico robótico y la tecnología 3D, los cirujanos pueden guiar el implante en su lugar después de dar forma al hueso y equilibrar los ligamentos para garantizar un ajuste ideal.

 

Información de www.consalud.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *