Las 5 propuestas de Unión Progreso: Por Rafael Blanco

Lo que ellos piensan... Noticias

Voy a referirme a la  “RECUPERACIÓN DE LA ARQUITECTURA INSTITUCIONAL DEL PAÍS”,  lamentablemente destruida estos últimos veinte años como bien afirma  el Dr. Eduardo Fernández y que viene a ser la primera de nuestras cinco propuestas programáticas para la recuperación del estado de postración en que se encuentra Venezuela.

Dicha propuesta adquiere máxima relevancia en los momentos actuales cuando el grueso de los Educadores de la Administración Pública del país en todos sus niveles se encuentran protestando en la calle por ser víctimas del atropello del Ejecutivo Nacional, vía ONAPRE, no quedandoles otra alternativa que la protesta pública.

Nuestros maestros, quienes han dedicado su vida a formarse para instruir apropiadamente a nuestros jóvenes y niños, más allá de su  vocación por educar tienen necesidad de subsistencia ellos y sus familiares directos, para eso trabajan a diario aún con la mala paga que reciben en comparación con lo que gana un educador en Latinoamerica.

Un pequeño alivio ante tal precariedad salarial lo viene a representar el pago del bono vacacional que si bien no es nada del otro mundo, al menos puede servirles para sustituir un calzado roto, un abrigo desgastado o quizás para comprar una buena comida que normalmente no pueden disfrutar.

Ese bono vacacional tradicionalmente se cobra mediante un sólo pago en el mes de julio de cada año con base al impacto lineal causado por el último aumento salarial decretado para la Administración Publica por el Presidente de la República y en el caso que nos ocupa publicado en Gaceta Oficial de la República de Venezuela N° 6691 Extraordinaria del 15 de Marzo 2022, pero el Sr. Presidente Nicolas Maduro escudados tras una oficina de menor jerarquia, la ONAPRE, mutila todo ese entramado institucional que rige la tradición laboral, al fraccionar el pago del bono vacacional en cuatro partes y desestimar el aumento del salario mínimo decretado en Marzo de 130 Bs, como base para su cálculo, vulnerando con ello no sólo la estabilidad laboral, sino la dignidad del  magisterio venezolano.

Lo cierto es que el alto gobierno violentado la Arquitectura Institucional del País, decide unilateralmente pasar por encima del articulado Constitucional, única base social cierta y de seguridad jurídica sobre la cual accionamos todos los venezolanos, por sobre convenios internacionales como los suscritos con la OIT. Con el respaldo del Tribunal Supremo de Justicia desvirtuan todo el estamento laboral existente, la progresividad etc, según sentencias recurrentes, y de esta forma el Estado como un todo actúa pisoteando  nuestros educadores, lo que hace previsible presumir que tal violencia institucional, seguramente será extensible a toda la masa trabajadora de Venezuela.

Situaciones de tal envergadura, son insoportables para cualquier ciudadania, por tal razón desde Union Progreso alzamos nuestra voz para protestar tal atropello y nos solidarizamos ampliamente con todos nuestros educadores.

No nos queda duda, visto lo narrado que nuestro pacto social es letra muerta y debemos abogar por la recuperación de la Ley y el Orden, hoy abusado por quienes están llamados a cumplirla, que tal ruptura institucional no se restringe al mundo laboral sino que se extiende a todas las esferas del estado,  por eso, invitamos a debatir en foros, simposios, conversatorio etc, el país que actualmente tenemos y el país que a futuro queremos. Para nosotros en Union Progreso, esa es una de las prioridades actuales sin menosprecio del parecer que otros pudieran tener al respecto.

Rafael Antonio Blanco G.
Dirigente de Union Progreso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *