La crisis migratoria en Libia: la verdad detrás de los centros de detención

Gente en Movimiento Noticias Noticias

¿Cree que la opinión pública europea conoce bien por el infierno que pasan los migrantes en lugares como Libia?

No, el debate público europeo está muy separado de las experiencias humanas de quienes quieren venir a Europa. Incluso el concepto de migrantes es deshumanizador. Son gente como nosotros, con esperanzas, sueños, familias. A menudo se pierde de vista que la verdadera crisis que vivimos es una crisis de desigualdad global. Una amplia parte de la humanidad no tiene la capacidad legal de viajar y tener acceso a visados. El resultado es que muchos viajes son desesperados y peligrosos.

La opinión pública europea no conoce las ramificaciones de la política europea, que significa encerrar a familias enteras en lugares donde se cometen graves abusos. La Unión Europea tiene una responsabilidad directa en la devolución de personas interceptadas en el mar a Libia, a centros que el Papa Francisco denomina “campos de concentración”.

Respuesta a la pregunta: ¿Se parecen las personas que usted ha conocido a los estereotipos de migrantes en la sociedad?

El problema es que se les suele tratar como si fueran un grupo homogéneo cuando no lo son. Vienen de lugares muy diferentes y las causas que les empujaron a marchar de sus hogares, sus circunstancias personales, son muy diferentes. En los centros de detención en Libia, he conocido a gente muy diversa: artistas, estudiantes de Derecho o de Medicina, dentistas… Algunos son del África Occidental, otros del África Oriental, y nunca antes habían tenido contacto con alguien del otro extremo del continente .

La opinión pública no conoce las ramificaciones de la política europea, que significa encerrar a familias enteras en lugares donde se cometen graves abusos.

Respuesta a la pregunta: ¿Hasta qué punto los medios también somos responsables?

Es difícil hablar de los medios en general. Es cierto que se cubre la cuestión de la migración, pero muchas veces es para reflejar y reproducir la retórica deshumanizadora de los políticos. Otras veces hablamos de las víctimas en el Mediterráneo como simples números. Las voces de quienes sufren esta situación son ignoradas. Hemos de escucharlos con más atención, y eso es lo que he intentado con este libro. Uno de los problemas con la cobertura del tema es que muchos periodistas no cuentan con los recursos suficientes, incluido el tiempo, porque sus medios no se hacen cargo de los gastos que eso requiere .

Respuesta a la pregunta: ¿Hasta qué punto estar tan cerca de estos casos tan duros también le afecta a usted a nivel psicológico?

A menudo tienes un sentimiento de culpa porque se te pasó un mensaje, o porque no respondiste a tiempo. Como en los centros de detención está prohibido tener teléfonos, el momento en el que te pueden escribir —y lo hacen jugándose la vida—, es por la noche, a veces hasta a las tres de la madrugada. El mérito de este libro es suyo, muchos se han jugado la vida para hacer llegar esta información. Son ellos los que han sufrido de verdad y los que tienen que estar en el centro de la historia, no yo.

Respuesta a la pregunta: ¿Va a seguir cubriendo las cuestiones migratorias en el futuro?

Sí, no lo voy a dejar. La situación de los migrantes y la crisis migratoria siguen siendo temas de gran importancia y necesitan ser visibilizados. Seguiré dedicando mi trabajo a dar voz a aquellos que no la tienen y a denunciar las violaciones de derechos humanos que ocurren en lugares como Libia.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 × 1 =