Militantes del PSUV criticaron IV Congreso del partido fundado por Chávez

El análisis de lo actual... Noticias
Archivo: El Nacional

Militantes del partido de gobierno y chavistas disidentes critican lo que ha sido hasta ahora el IV Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela. Aseguran que fue un espacio en el que se reveló la crisis interna dentro de la organización fundada por el presidente Hugo Chávez, en la que sus dirigentes pusieron en práctica sus características autoritarias.

Los ex aliados del gobierno afirman que no hubo una discusión verdadera con la militancia ni una elección transparente de sus delegados. Señalan que con las designaciones a dedo de la directiva y los poderes plenipotenciarios otorgados a Nicolás Maduro se irrespetaron los estatutos fundacionales de la tolda roja.

Maripili Hernández, ex ministra de la Juventud, fue una de las primeras en criticar la plenaria. “De verdad hubiera querido estar equivocada respecto a este Congreso del PSUV. Adiós a la democracia participativa y protagónica. Eso solo quedó como una frase bonita en los estatutos y en la Constitución. Demasiado miedo de que la base elija y se exprese. ¿Qué diría Chávez?”, escribió el lunes en la noche en Twitter.

Los reclamos por una mayor democracia dentro del partido también vinieron de las bases y de algunos dirigentes como Elías Jaua y Adán Chávez. “Si no hubiese problemas de democracia interna nadie podía haberla reclamado. Pero la ausencia de ella se puso de manifiesto y exponencialmente”, afirmó Héctor Navarro, ex ministro de Chávez que fue expulsado de la Dirección Nacional del PSUV. Agregó que en este IV Congreso se repitió la fórmula antidemocrática del anterior, en el cual llevó una lista propuesta de miembros y pidió que se aprobara “por aclamación y sin discusión”.

El lunes en la plenaria Diosdado Cabello, vicepresidente del PSUV, ratificó a Maduro como presidente del partido e hizo caso omiso a las peticiones de algunos sectores del chavismo que habían solicitado que se eligiera la nueva directiva por votación y no a dedo.

“Lo que Hugo Chávez deseaba y clamaba cuando decidió sustituir al MVR por el PSUV, era un partido democrático regido por estatutos aprobados por los militantes. Esto simplemente fue ignorado y pasó a ser un partido que en la antidemocracia no tiene nada que envidiar a Acción Democrática ni a Copei”, señaló Navarro.

“Este IV congreso comprueba que el PSUV es un partido que usa la palabra democracia para aparentar lo que no es, ni nunca ha sido. En la práctica son monárquicos y autoritarios”, manifestó Nícmer Evans, chavista disidente y miembro del Frente Amplio.

Explicó que, de acuerdo con el estatuto del PSUV, las autoridades son elegidas por cooptación o elección de las bases, pero en esta oportunidad no se cumplió con ninguna de ellas.

Más populismo. Para Olly Millán, ex ministra de Economía Popular, el IV congreso del PSUV se desarrolló en medio de aspectos adversos a la plutocracia que controla al partido. Indicó que la falta de discusiones y de atención de las bases, revela que en el partido de gobierno no hay interés en resolver la crisis –dentro del PSUV ni la del país– por lo que ratifican a la misma directiva sin escuchar críticas sobre la gestión, pues simplemente “cierran filas en torno a una realidad que no quieren mirar”.

Millán señaló que el PSUV necesita refundarse. Precisó que es un partido en involución con una dirigencia plutocrática que practica el clientelismo sobre las bases para mantenerse en el poder. “La realidad es que la cantidad de votos que tienen es resultado del manejo clientelar descarado que hacen”, agregó.

Navarro indicó que las declaraciones de Freddy Bernal –que afirmaba que el culpable de la crisis era el actual gobierno– reflejan la opinión de la militancia de base y la dirigencia media del PSUV y que coinciden en que Maduro no está capacitado para su cargo.

 

Información http://www.el-nacional.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *