Publica suplica al Gobernador Rafael Lacava por Rafael Blanco

Lo que ellos piensan... Noticias
Algunos amigos comunes que conocen de vista, trato y comunicación al ciudadano Gobernador Rafael Lacava, me han dicho que es una persona digna, caritativa y humanitaria.
De hecho algunos conocidos de Puerto Cabello me han comentado de su generosidad para con ellos, incluso alguno que le ha adversado públicamente y en trance de salus ha sido destinatario de su apoyo espontáneo.
Eso para mí habla muy bien de él en cuanto persona y me da fundamento para expresarle esta Pública  Súplica, en la confianza de que llegue a mano de alguno de sus colaboradores y pueda enterarse de esta petición.
No es mi propósito crear una nota alarmista, beligerante o que pretenda desafiar la paz  y la responsabilidad del Ciudadano Gobernador, todo lo contrario, quiero destacar una lamentable situación que probablemente aún no ha llegado a su oficina y a la que debemos estar atentos todos quienes nos consideramos dirigentes politicos, sociales o servidores públicos.
[  ] Tiene que ver con el Programa CNAE del Ministerio de Educación que atiende la alimentación de nuestros niños en las distintas escuelas del Estado Carabobo, este programa no se está cumpliendo con los extremos establecidos de los derechos humanos de los niños a una dieta equilibrada para poder desarrollarse física e intelectualmente, con un alimento suficiente y nutritivo con equilibrio de glúcidos, lípidos, sales minerales, fibras y de agua.
Imagínense, cada quince días llegan a los colegios unas cajas Clap que  contienen, arroz, pasta, frijolito chino y mortadela. Sin aliños ni condimentos. 4 pollos quincenales para 90 niños de jardin de infancia. Si por ejemplo son 800 niños de primaria les envían para los quince días 35 pollos pequeños, es decir, dos pollos diarios para 800 niños de primaria. Sin el resto de la carga alimenticia. Los maestros y algunos representantes se desesperan para llevar condimentos, sal, aliños. Pero en la casi totalidad de las escuelas el sazón es la mortadela en miniatura. Frijolito chino con mortadela y arroz, o pasta con mortadela, inunda mezcla de los tres,  ese es el menú diario en todas las escuelas de Carabobo y no vayan ustedes a creer que es mucha la mortadela.  Ello sin mencionar que en muchas escuelas tampoco hay gas y debe cocinarse a la leña. Se me olvidaba con la harina amarilla que siempre llega, preparan un atol o carato de harina, saborizado con Canela que pone la gente de los colegios o del barrio. Los representantes aportan además cloro y detergente para que los maestros limpien con la persona encargada del aseo.
Sobran comentarios al respecto, este es a mi parecer un asunto de extrema urgencia de atender por el ejecutivo regional más aún si tomamos en cuenta los informes de Encovid sobre altos grados de desnutrición infantil en Venezuela.
Abrigo la esperanza que el ciudadano gobernador, dando muestra de su buen talante tome las previsiones necesarias para subsanar este desastre. El tiene la capacidad y la competencia para hacerlo, además tiene con qué.
Si el IVEC recauda el 10 % del total de los  ingresos generales de Carabobo, bien pueden desde ese instituto recuperar sin mayor esfuerzo la planta educativa de Carabobo y desde los recaudos de INVIAL, ahora enriquecido aún más con las multas por infracción de tránsito, muy bien pueden reforzar la dieta necesaria de los niños. De hecho, quien mejor que el gobernador del estado para entenderse con las Fundaciones Sociales  de las grandes empresas alimenticias, Polar,  Cargill,  entre otras, para agenciarse grandes descuentos y apoyos.
En fin, este es un asunto que nos concierne a todos porque se trata de los futuros hombres y mujeres de la patria.
Cuando entramos en contacto con las comunidades humildes del estado y apreciamos su impotencia y sufrimiento ante situaciones como estas, es cuando comprendemos porque la ciudadanía no quiere nada con los políticos, ni con los partidos, a ellos nos les importa una primaria,  ni un candidato presidencial,  ellos, padres, madres y maestros sufren y se desvelan por el hambre de sus niños,  nuestros niños. Cuanta indolencia, pero el CNAE no sirve de vitrina, solo para alimentar el futuro de Venezuela.
Gracias anticipadas ciudadano Gobernador Rafael Lacava, quiero creer que no permanecerá indiferente
Saludos
Rafael Blanco
Tw : @rnegroblanco 
Ig:    @rafaeantonioblanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *