Dosis de Bienestar: Conozca los factores no médico relacionados con el riesgo de muerte

Dosis de Bienestar Noticias

Aunque se han realizado muchas investigaciones que relacionan la mortalidad con diversos hábitos y factores de estilo de vida, los científicos de la Universidad de Columbia Británica (UBC) en Vancouver, identificaron 10 factores que tienen más probabilidades de causar la muerte. Este estudio aparece publicado en la revista PNAS.

 

La investigación tuvo el objetivo de comprender mejor el estancamiento de la esperanza de vida que se produjo en los Estados Unidos en las últimas tres décadas, en comparación con otros países industrializados. Según el estudio, los tres factores principales más relacionados con la muerte son fumar, divorciarse y estar involucrado en el abuso de alcohol.

 

La lista completa de los 10 factores principales que más predicen la muerte es:

 

Fumar en este momento.

Tener un historial de divorcio.

Tener un historial de haber abusado del alcohol.

Recientes dificultades financieras.

Estar en desempleo.

Fumar anteriormente.

Menor satisfacción con la vida.

Nunca haber estado casado.

Haber usado cupones de alimentos.

Afectividad negativa.

Los factores biológicos y médicos son, probablemente, parte de la razón, y los avances en medicina siguen apuntado a abordar estos factores. Los roles de los factores sociales, psicológicos, económicos y de comportamiento en la esperanza de vida son menos conocidos, y los investigadores, a menudo, los estudian de forma aislada.

 

Esto significa que no está claro cuáles de estos factores no médicos son los predictores más fuertes del riesgo de mortalidad, una brecha de conocimiento que el nuevo estudio esperaba llenar. Eli Puterman fue el encargado de dirigir este estudio, que incluyó los datos de 13.611 adultos que participaron en un Estudio de Salud y Jubilación de Estados unidos. La edad promedio fue de 69,3 años.

 

Así, los científicos recopilaron estos datos entre 1992 y 2008 y los analizaron en relación con las muertes que ocurrieron entre 2008 y 2014.

 

Los datos originales no capturaron todos los factores psicosociales potenciales que podrían estar relacionados con la mortalidad. Por ejemplo, los investigadores no rastrearon ni la inseguridad alimentaria ni el abuso doméstico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *