Cuando el soberano les vale madre por Gonzalo Martín

Lo que ellos piensan... Noticias

Según un cosa llamada “Wikcionario” valer madre significa:

“Dejar de servir o ser útil o ser popular, hacerse obsoleto, destruirse, que no importa alguna situación o no tomar en consideración las consecuencias “hacer fácil”. Expresión mexicana”

Comienzo por decir que no he visto a ningún chavista arrecho porque Nicolás Maduro se sentó a dialogar con la oposición golpista, subversiva, apátrida y violenta; es más, no los he visto para criticar ni para apoyar; simplemente no se les siente, ni pío dicen, si lo hacen es de bajo perfil y ninguno de sus líderes ha salido a destruir ni denigrar a los representantes del régimen que fueron a México a dialogar.

Publicidad

El sábado, Diosdado Cabello anunció que las golpizas, empujones e insultos que se dieron los votantes en sus recientes primarias para escoger a los candidatos chavistas a gobernadores en los estados Apure y Bolívar sirvieron para nada, ya que como lo importante no es la democracia sino la preservación de la revolución (Diosdado dixit), entonces el partido rojo decidió a dedo quienes serían los nuevos candidatos en las “elecciones” regionales del próximo 21N; o sea, el soberano, aquel al cual recurrió Chavez en el 99 para realizar un referéndum y cambiar la constitución, Diosdado y la cúpula roja lo mandó a la mierda e impusieron a quienes quisieron.

Y por esto, tampoco he visto a ningún chavista de calle protestando, golpeando, atacando ni criticando a la directiva roja por esta decisión.

¡Pero peor! Los candidatos elegidos en esas primarias, supuestos líderes originarios del voto popular, líderes con auténtica legitimidad de origen democrático que fueron desplazados a lo bravo por voluntad de la directiva chavista, no han dicho absolutamente nada de nada, lo aceptaron con vergonzosa y humillante resignación.

Imagino el susto de los otros candidatos de los otros estados, el susto de ser nombrados en esos cambios.

¿Qué les podrán decir estas piltrafas rojas desplazadas por Diosdado a sus hijos ahora? ¿Con cuál cara los verán a los ojos y les explicaran a sus familias que son simples monigotes de la revolución? Me cuesta entender eso pero… en fin…

Obviamente, lo primero que perdió el chavista en esta revolución ¡fue la dignidad!

Todo sea por conservar el poder (repito, lo dijeron Diosdado y Bernal).

Sin embargo, mientras el chavismo tiene mucho poder pero nada de dignidad, en la acera de enfrente hay muy poco poder y al parecer sobra hidalguía.

Desde que se volvió a hablar de sentarse a negociar con la dictadura a ver si se encuentra una salida a este desastre de país, inmediatamente salieron los opositores moralistas a criticarlo todo.

“Con terroristas no se negocia” ya saben, la típica frase del que sentado rascándose sus partes pudendas mientras escribe y critica a todo aquel que tenga el coraje de enfrentar al régimen, ustedes los conocen, los guerrilleros embraguetados de micrófono y teclas.

Andres Caleca (@ajcaleca) escribió en un tuit:

“Todos los que decían que el interinato era una fantasía, un show, una bluf, etc., ahora están pegando un grito al cielo porque en México se acabó el interinato, porque lo entregaron, se vendieron y cosas peores. Vaina pa’ loca”.

¡Sabio Caleca!

O sea, el tema es que estas sabandijas de escritorio y sofá que nada les parece, los antitodo pues, su aporte es intentar destruir la unidad que tanto se requiere para salir de esta dictadura, son más chavistas que los mismos imbéciles rojos que se dejan robar su elección de candidatos.

Y esto es parte de la razón del porqué Maduro y su parranda de secuaces sigue en el poder.

Y nosotros, haciendo todo lo que se pueda para sacar del poder a la “revolución” aun a pesar de los que no se ensucian más allá de la taza de café que les salpique mientras escriben y critican.

¡Allí les dejo eso!

 

Gonzalo Martín 

IG / TW: @gmartin1961

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *