Dosis de Bienestar: ¿Cómo influye en el estomago nuestras emociones?

Dosis de Bienestar Noticias

Nuestro estado de ánimo puede estar afectado por diferentes circunstancias o alteraciones, ya no externas sino producidas por nuestro “segundo cerebro”. Puede parecer extraño el hecho, pero en ocasiones podría ser el hasta el primero. Nos referiremos como nuestro segundo al aparato digestivo y sobre todo destacar el intestino delgado y el colón. Estos son los órganos de la economía, que más acusan nuestro estado de emocional. Cualquier cambio, digamos, del primer cerebro afecta al segundo y viceversa. Existe una íntima relación entre el aparato digestivo, concretamente intestino delgado y grueEmociones del aparato digestivoso con la psiquis.

Publicidad

El 90% de la #serotonina se procesa en el aparato digestivo y el resto, un 10% por el cerebro. Nuestro bienestar o la depresión puede estar muy relacionadas o hasta puede ser producida por el aparato digestivo. La vida sedentaria, la poca o ninguna actividad física y la mala alimentación puede variar la secrección de la serotonina. Todos los productos procesados nos hacen estar en un constante riesgo para posibles inflamaciones intestinales crónicas. Nuestro sistema inmunológico, las células y bacterias, la #microbiota están siempre presente. Al haber un desajuste en la microbiota el organismo, en este caso el intestino acusa de una manera exponencial nuestro estado de ánimo. El aparato digestivo esta a la par con el primer cerebro.

Al no gestionar bien las situaciones de estrés, estas producen alteraciones psicosomáticas afectando al aparato digestivo de una forma directa mostrando diferentes dolencias como, los dolores abdominales, diarreas, estreñimiento, mala digestión sensación de plenitud, la sensación de estar llenos habiendo comido muy poco. Debemos de entender a nuestro organismo y sobre todo al intestino delgado y grueso, y si somos humildes con dicho entendimiento, y aceptamos y comprendemos esta nueva situación comenzaremos con una nueva forma de vida.

A la hora de poner diferentes ejemplos, el estreñimiento. Normalmente afecta más a las mujeres que a los hombres. Es un trastorno digestivo que preocupa a la población llegando a ser obsesivo, desde niños hasta adultos. Es importante una buena alimentación en fibra, recordar que es fundamental un cambio de hábitos en nuestra forma de vida y sobre todo al producirse este trastorno no debemos obsesionarnos, ya que la obsesión llega a generar “estrés” al colon. Este proceso obsesivo y de estrés es constante, convirtiéndose en un ciclo vicioso. Debemos saber qué al irnos de viaje, se produce un cambio, ya que salimos de nuestro hábitat, y así los primeros días será más difícil ir al cuarto de baño. Aquí es cuando se produce la obsesión por nuestro malestar fisiológico que nos crea estrés a nosotros y por añadido al colon, produciéndose el estreñimiento. Otro ejemplo producido por el estrés mal gestionado es el colon irritable.

Publicidad

Y hablando del estreñimiento deberíamos comentar dos temas también importantes como los uso de enemas. Ya que no son inofensivos y tiene efectos secundarios. Al igual que la hidroterapia de colon no es nada beneficiosa ya que no es fisiológica, y todo aquello que no es fisiológico para el organismos, no le sienta muy bien. El colon se prepara con unos medicamentos específicos cuando se va a realizar una #colonoscopia, no por ellos estos medicamentos dejan de tener efectos secundarios. Debemos tener mucho cuidado con la automedicación y no movernos por modas.

Al comenzar hablando de autorecetarse o automedicarse deberíamos hablar de los protectores del estómago, que no se deben tomar habitualmente ya que la #floraestomacal puede ser alterada. Nos preocupamos excesivamente por la salud y deberíamos ser más cautos con todo aquello que parece y anuncian como bueno. Las alteraciones producidas por bacterias llegan a originar #ulceras y #gastritis las cuales pueden llegar a derivar en determinados tipos de cáncer. Estas úlceras se producen por contagio, por medio de las heces, las moscas, una mala higiene en las manos o hasta el agua contaminada. Para seguir hablando de salud, alimentación, automedicación y modas añadir los probioticos. Se venden alimentos con probioticos añadidos, más los que ya se ingieren. Antes de los “pro” deberían estar los prébioticos, pero no es así, de los probioticos no se debe abusar, solo porque unos anunciantes nos digan que son buenos y nos protegen. Para terminar con la automedicación es obligación terminar con los fármacos que se utilizan para disminuir los niveles de colesterol, llamados #simvastatinas, ya que pueden afectar a nuestro organismo. Los niveles de colesterol se han ido modificando, y en la actualidad son muy distintos a los marcados inicialmente como valores normales. Los medicamentos destinados a la #hipocolesterolemia afectan a las sales biliares y, posiblemente conlleven a la producción de cálculos en la vesícula.

Sobre el aparato digestivo no hay una educación sanitaria como en determinados sectores, se enfoca hacia otros puntos de gran importancia, como el tabaco o el alcohol. Pero no se educa ni se comunica de todo lo que estamos comentando y estos temas también son de vital importancia. Comenzaremos hablando con las dietas milagrosas. Se precipitan las dietas desaforadas, rápidas e inmediatas con medicación que altera la #tiroides. No se pierde peso en tres días ni en una semana, debemos aceptar un proceso.

En la sociedad actual, la forma de vida nos hace carecer de paciencia y todo debe ser inmediato. Y no es así, debemos seguir una dieta y aceptar la situación, entonces de una forma lenta y siendo constantes iremos perdiendo peso. Nos reeducaremos, comeremos mejor y más sano, pero esto no es de un día para otro, es un habito que hay que instalar y trabajar.

De las dietas pasamos a las bandas gástricas y las reducciones de estomago, un tema que se debe abordar de una forma seria. Hay mucha banalización del tema, se hacen cosas que no se deben hacer, pero parece que es un todo vale para estar más guapo, más atractivo y siempre “más”. Entonces surgen los problemas por hacer las cosas indebidamente, ya que cualquier tratamiento y no digamos operación se deben tratar con el suficiente respeto.

Teniendo la mejor sanidad del mundo, los médicos y cirujanos parece que no tenemos tiempo para investigar al paciente más allá de lo que nos cuentan. Pero antes de cualquier intervención se piden informes y tenemos trato con endocrinos, psicólogos, psiquiatras. Hay un gran equipo detrás, el cirujano pone sus manos, pero detrás hay mucha gente implicada. No se deben tomar a la ligera.

La obesidad constituye en la actualidad un grave problema que no se prevé, no se nos educa para ello. Más de un 40% del gasto sanitario esta dirigido a la obesidad, no solo por su dolencia, sino también por sus consecuencias los efectos secundarios como por ejemplo, la hipertensión, las varices, la depresión, los dolores de espalda y problemas osteomusculares o las hernias de disco. Los desencadenante de los efectos secundarios son tan amplios que no se informa, ni se educa de las consecuencias de una mala alimentación y todo esto es muy preocupante.

Para terminar y comentar que la #cirrosis afecta al hígado y esta no solo la produce el alcohol. Los virus de la #hepatitis B y C originan cirrosis y esta puede degenerar en cáncer de hígado. Además de que una alimentación rica en grasas junto con la comida basura puede provocar un hígado graso, y este degenerar a una cirrosis.

Los pacientes creen que no pasa nada con la esteatosis hepática (término médico al hígado graso). Todo lo contrario, claro que pasa y entonces se llegan a asustar y hasta a “escandalizar” por lo que se le esta diciendo.

Haciendo un rápido resumen los alimentos alteran nuestro sistema nervioso y a nuestro aparato digestivo, las depresiones pueden tener mucho que ver con las “tripas”, pueden empezar y terminar en ellas por eso es importante una buena alimentación y una vida sana, que son la clave para todo, y además debemos tener un conocimiento correcto y una buena educación sobre la salud.

 

Texto – Foto

cirugiageneraltamames.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *