Alcaldía de Valencia modificó contrato de arrendamiento de los mercados municipales

Lo que ellos piensan... Noticias
_MG_2482
Se incrementó el canon de arrendamiento luego de que se realizará una mesa de trabajo con la Asociación de Arrendatarios de Mercanorte y el ayuntamiento

La Alcaldía de Valencia a través de la actualización en el canon de arrendamiento de mercados municipales, que no se realizaba desde 2008, ha buscado adecuar estos espacios, además de nivelar los egresos e ingresos para que los mercados municipales no sean un pasivo para el municipio, sobretodo en medio de la profunda crisis que vive el país.

 El ayuntamiento debe cancelar anualmente más de 7 millones de bolívares por concepto de pago a propiedad privada, esto en el caso de Mercanorte que está ubicado en un terreno privado; dicho monto no se incluye los distintos servicios, lo que representa un gasto para el Municipio.

El director de Servicios y Obras Públicas, Juan Carlos Contreras explicó que gracias mesas de trabajo con los inquilinos y en respuesta a sus solicitudes, se ha modificado el contrato de arredramiento de los mercados municipales para que pueda traducirse en mejores servicios.

En este sentido, acotó que las cláusulas del contrato son las mismas que se acordaron desde la gestión de Francisco “Paco” Cabrera, y que solo se incrementó el canon de arrendamiento luego de que se realizará una mesa de trabajo con la Asociación de  Arrendatarios de Mercanorte y el ayuntamiento.

Asimismo, aclaró que los comerciantes que hacen vida en el mercado, no son propietarios de los locales, sino arrendatarios que mantienen un contrato con el municipio. Manifestó que de los 339 puestos comerciales están operativos unos 120.

Para exigir mejores servicios hay que estar al día, no se puede traducir en mejores servicios cuando hay una población comercial que tiene 80% de morosidad, declaró Contreras. “Queremos comerciantes prósperos en Mercanorte y que no sea una carga para el municipio. Debemos trabajar en conjunto, los inquilinos deben estar al día para brindar a los valencianos óptimos espacios, se puede lograr que la actividad comercial sea autosustentable en este mercado.  El monto del canon que deben cancelar  los inquilinos es menor al precio de un refresco de dos litros. Los inquilinos tienen además la condición en ventaja de estar exentos del pago de impuestos municipales, aseo urbano, servicio de electricidad y agua”, expresó el titular de la Dirección de Servicios y Obras Públicas.

Como parte de la recuperación del mercado, Mercanorte tiene asignado diariamente un funcionario de la Dirección de Seguridad Integral del ayuntamiento, y además se realizan dos supervisiones nocturnas cada día, esto para contribuir con la seguridad.

Contreras recordó que el contrato de arrendamiento no se actualizaba desde 2008, cuando los arrendatarios pagaban sólo 76 Bolívares mensuales; hasta el pasado 31 de octubre de 2015 que se aumentó a 1.591 Bolívares mensuales, basándose en la Ley de Regulación de Arrendamiento para el uso comercial, según Gaceta Nº 40.418, específicamente en los artículos 4 y 32, en los cuales se establece claramente que los mercados municipales no están excluidos de esta ley y se les debe aplicar un canon de arrendamiento; sin embargo, los inquilinos comenzaron a cancelar esa nueva tasa a partir de enero de 2016.

Fuente: NDP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *