Sobre Aceras y Calles por Iván López Caudeiron

Lo que ellos piensan... Noticias

El mundo urbano es fascinante. El estudio de las ciudades y sus componentes internos, dinámica y sobre todo su día a día, es vital para el desarrollo del buen vivir de nuestros ciudadanos. Las vecindades en su amplio espectro de su esencia como espacios públicos donde vive la gente, es una historia eterna de reseñas y críticas sobre su correcto y productivo modo de vivir. En lo particular, hay un tópico que bien vale la pena detallar. Es el uso de una infraestructura que pocas veces se analiza en su real uso. Hoy quiero hablarles SOBRE ACERAS Y CALLES.

Socialización en la Calle

  Las Aceras y las Calles, son un punto de socialización y asimilación de roles y normas de los habitantes de una población. Hay sin embargo factores que obstaculizan las reuniones públicas en las aceras de los habitantes de cualquier sector. Estas reuniones suelen caracterizarse por su espontaneidad, pero también pueden verse como subversivas o “amenazantes” del orden y estabilidad ciudadana, especialmente cuando la población tiene “los nervios alterados”. Entonces no es raro que las fuerzas civiles o militares, dispersen grupos hasta de inofensiva muchachada. Otras causas que impiden este contacto, son la delincuencia o malandrismo que trae como consecuencia que la gente se sienta insegura fuera de su casa, y en consecuencia vive desmovilizada. Hay que agregar además, que el abandono y suciedad que impera en nuestras calles, impide cualquier reunión en ellas.

Asimismo, los investigadores de la conducta humana han encontrado relación entre la estrechez de las calles y aceras, y el carácter huraño y hostil de sus habitantes. El “stress” debido al exceso de trabajo y agite que vive la población, especialmente en las grandes ciudades, donde las aceras se utilizan sólo para transitar rápidamente, y peor aún, tomadas como sitio de trabajo, hace que aparezcan o aumenten las neurosis de las gentes. En efecto, se encuentran en las grandes urbes un abuso constante del espacio peatonal: ventas ambulantes, kioscos instalados en las propias aceras, basuras amontonadas, gente tirada, dementes y mendigos deambulando, en fin, pudiera pensarse en una escena sub-realista.

Una NUEVA agenda Urbana

La reunión en las aceras y calles -de tradición española- se degrada en consecuencia en estas grandes poblaciones, encontrándose aún en los pueblos pequeños y caseríos. Las aceras y calles, sin embargo, son atrayentes. En ella se encuentran en forma global, confuso y público un sinnúmero de “personajes” que van desde los niños, los adolescentes y hasta ancianos. Particularmente en los niños hay una serie de actividades y necesidades que son satisfechas en estos lugares. Encuentran sitio para aprender y jugar, todo tipo de deportes y destrezas físicas; encuentran lugar para aplicar y aprender como base exterior y no especializada. Esta base los ayuda a formar nociones acerca del mundo.

En esta vía pública informal, hay un gran intercambio de información tanto horizontal como vertical. Por otro parte, cada individuo toma para sí una porción de responsabilidad pública, aún sin tener vínculos, lazos de parentesco ni amistad íntima, tanto en la relación con personas como el medio. En las calles y las aceras, las personas indirectamente obtienen una lección, aprenden solas y asimilan normas de conductas; por lo demás aprenden a defenderse y divertirse. El contacto sano y cotidiano que se tenga con estos ambientes traerá equilibrio, confianza y sentido de pertinencia en los usuarios.

Por eso, con sobradas razones, se dice que las calles son de la gente, entendiéndose que la calle que no esté movilizada es una expresión precisa de una ciudad muerta. Así de simple.

Pensar y gestionar una ciudad desde las calles y aceras, es un foco interesante de acción. Para ello, se necesita identificar y reforzar ideas precisas sobre el desarrollo humano con calles y aceras muy movilizadas. Una nueva agenda urbana parece inevitable en la Venezuela del futuro. Que así sea!!! #ElFuturoEsNuestro

 

Twitter / Instagram: @IvanLopezSD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *