Eduardo Caballero: La Nueva Ley de Registro y Notarías afecta el trabajo de los abogados

El análisis de lo actual... Noticias

 

El abogado especialista en Derecho Constitucional Eduardo Caballero manifestó que la nueva Ley de Registros y Notarías traerá como consecuencia una merma considerable en el flujo de trabajo de los abogados.

“La informalidad de esta Ley traerá como consecuencia que no se protocolicen todos los documentos y esto a su vez podría disminuir el trabajo en el campo de la abogacía” sentenció.

De esta manera Caballero declaró que sería imposible determinar un monto pagar, ya que a su juicio está ley está al margen de la Constitución al no anclarse al bolivar “En la práctica del ejercicio, el Abogado, no puede determinar con exactitud a su cliente, el monto total a pagar, lo cual se corresponde con el modus operandi del ejercicio, donde el cliente finalmente quiere saber, cuanto le cuesta la totalidad de un trámite, con gastos, impuestos y honorarios. Y ello, no será posible, pues la variabilidad del valor del petro, como unidad de cálculo, genera una indeterminación en el monto, entre el inicio del trámite y su finalización, por parte del abogado asesor y redactor, pues si el valor del petro aumenta, igualmente aumentará e monto a erogar por parte del cliente, lo cual dificulta o hace imposible, fijar de manera precisa, honorarios y gastos por un trámite jurídico”.

Para finalizar el Especialista hizo un llamado a la Asamblea Nacional, Consejos Legislativos de los estados y Concejos Municipales de todo el país a qué se aboquen al cumplimiento con el mandato Constitucional.

“En el proceso de formación de leyes y ordenanzas, debe de existir la participación ciudadana, a través de la inclusión de las Colegios de Abogados Regionales y en el caso Nacional, a la Federación de Colegio de Abogados, a los efectos de escuchar su opinión en los procesos de redacción de las Leyes. Siento profundamente que se generan normas inconsultas, que afectan a la colectividad y al Gremio y no se nos invita a emitir nuestra opinión y criterio, durante el proceso de discusión de la normativa jurídica, con lo cual se le daria a dichos instrumentos mayor legitimidad y además se garantizaria analizar los aspectos y efectos negativos de una Ley antes de su promulgación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *